Muere un menor al golpearse en la cabeza durante una pelea escolar

VILLAJOYOSA (ALICANTE). S. Córcoles
Actualizado:

Un adolescente de 14 años murió en la noche del pasado miércoles en Benidorm por el golpe sufrido en la cabeza durante una pelea con un compañero de instituto, menor que él. Álvaro S., un joven deportista, pereció tras ser empujado por su contendiente, de 13 años, y caer al suelo, según las primeras pesquisas policiales, a las que ha tenido acceso ABC.

Según las investigaciones, Álvaro cayó de espaldas y su cabeza impactó contra la acera, lo que le provocó la muerte prácticamente en el acto. La autopsia le fue practicada ayer y los resultados completos no han trascendido.

CARÁCTER TRANQUILO

Álvaro S. residía en la Colonia Madrid de la mencionada población turística y practicaba el fútbol sala. Según los que le conocían, tenía un carácter tranquilo y pocas veces se metía en peleas.

Los hechos comenzaron después de que el adolescente terminara un entrenamiento, a las ocho y media de la tarde. Minutos más tarde comenzó una pelea por motivos que se desconocen en la que participó un grupo de escolares, entre los que se encontraba la víctima. Los contendientes más directos parece que fueron el citado menor y otro compañero de instituto, de origen árabe. Fuentes relacionadas con la investigación apuntaron ayer que, en el forcejeo, este último cogió por el cuello a Álvaro, le empujo y el muchacho cayó sobre la acera, golpeándose la cabeza. Como consecuencia de la caída, pereció.

Una ambulancia acudió pocos minutos después al lugar de los hechos para recoger al menor herido, pero los facultativos nada pudieron hacer por salvar su vida. En un primer momento, no apreciaron en el cuerpo señales de violencia y parecía que se trataba de una muerte natural. Pero uno de los amigos de la víctima denunció lo ocurrido. El supuesto agresor prestó testimonio ante la Policía. Debido a su edad, no tiene responsabilidad penal y quedó en libertad.

MATAN A UN MENOR EN SUECIA

Por otra parte, un menor de 16 años fue asesinado ayer a tiros en el lavabo de su colegio, en el barrio oeste de Bromma, en Estocolmo, según informa Carmen Villar Mir. El joven murió de un tiro en el cuello, tras librar una «sangrieta pelea» con un joven de 20 años, según explicó la dirección del centro a la Policía. Minutos después, los agentes, tras una espectacular búsqueda por el barrio, detuvieron al presunto autor del crimen.