Desperfectos en distintas viviendas de Melilla por el efecto del terremoto de 6,3 grados en la escala de Richter registrado la pasada madrugada en el mar de Alborán, que ha dejado más de una veintena de heridos de carácter leve, 11 familias desalojadas y daños materiales en Melilla, además de haberse sentido en Andalucía
Desperfectos en distintas viviendas de Melilla por el efecto del terremoto de 6,3 grados en la escala de Richter registrado la pasada madrugada en el mar de Alborán, que ha dejado más de una veintena de heridos de carácter leve, 11 familias desalojadas y daños materiales en Melilla, además de haberse sentido en Andalucía - EFE

Muere un menor en Alhucemas tras sufrir un ataque de pánico con el terremoto y un posterior paro cardiaco

Varias personas se han lanzado desde las ventanas de pisos ante el temor de que el seísmo tuviera los mismos efectos devastadores de otro que ya vivieron en 2004

Alhucemas (Marruecos) Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un menor de edad, residente en Alhucemas (Marruecos), ha sido la única víctima mortal del terremoto de 6,3 gradosen la escala Richter que ha tenido lugar este lunes a las 5.22 horas al sur del Mar de Alborán, frente a las costas de Alhucemas, y que se ha sentido con fuerza en el Norte de Marruecos, Melilla y Andalucía, y otras zonas de España.

Según han informado a Europa Press fuentes de organizaciones no gubernamentales de dicha localidad marroquí, el niño de 12 años sufrió un ataque pánico al sentir un seísmo de tal magnitud y durante su traslado al hospital de Alhucemas falleció al sufrir un paro cardiaco.

Además, han indicado que se han contabilizado una decena de heridos, entre ellos, algunos que se lanzaron desde las ventanas de pisos ante el temor de que el terremoto tuviera los mismos efectos devastadores que los que tuvo lugar el 24 de febrero de 2004, cuando un seísmo de fuerza 6.1 con epicentro en Alhucemas, provocó más de 600 muertos y cerca de mil heridos.

También han informado de que algunas viviendas de Alhucemas han notado los efectos del temblor en forma de caída de fachadas y techos, sobre todo en las zonas rurales, donde las viviendas son más endebles.

Por último, han señalado que como medida de precaución, este lunes han suspendido las clases en el Colegio Español Melchor de Jovellanos de Alhucemas, dependiente del Gobierno español, al igual que ha ocurrido en el Colegio Español Lope de Vega de Nador (Marruecos).