La gatita «Dulcinea»
La gatita «Dulcinea» - Protectora Amics Dels Animals Del Segrià / FACEBOOK

Muere una gata de dos meses tras explotarle en la boca un petardo

A «Dulcinea», una gatita de apenas ocho semanas, «algún malnacido le había puesto un petardo en la boca»

Actualizado:

El pasado sábado 22, coincidiendo con las fiestas de San Juan, un hombre encontró a una pequeña gata en mal estado en la calle. La llevaron al veterinario «y fue allí donde le dijeron que probablemente a la pequeña «Dulcinea», una gatita de apenas dos meses, algún malnacido le había puesto un petardo en la boca», explica en un post en Facebook la protectora Amics Dels Animals Del Segrià, en Lérida.

El animal recibió curas de primera necesidad y se informó de la necesidad urgente de intervenirla para reconstruir su boca. La cirugía fue un éxito, «pero su cuerpo es tan frágil que no nos pueden asegurar que salga adelante, porque aparte de los daños ocasionados por el petardo, sus ojos están totalmente cerrados por una infección y solo se puede alimentar con suero».

Sin embargo, como ha comunicado la protectora, «Dulcinea» fallecía el pasado martes por la tarde. «Su frágil cuerpo no ha soportado más tiempo. Buen viaje pequeña».

Desde la organización señalan que «es triste, lamentable y muy difícil de asimilar que entre nosotros existan humanos capaces de hacer algo así simplemente para divertirse, pero no encontramos ninguna otra explicación».