Muere ahogado un niño saharaui acogido por una familia española

MÉRIDA. Efe
Actualizado:

Un niño saharaui de ocho años de edad murió ayer ahogado tras caer al canal de riego de Lobón, en la localidad extremeña de Talavera la Real. El cadáver fue encontrado hacia las once de la mañana, una hora después de que el menor escapara por una de las ventanas de la casa en la que pasaba los meses de verano acogido por una familia de esta localidad pacense.

Según el representante del Pueblo Saharaui en Extremadura, Abbidin Bucharaya, el pequeño salió por la ventana sin avisar a la madre de acogida, por lo que ella dio por hecho que se encontraba jugando en su habitación. Nada más conocer lo sucedido tanto la familia como los vecinos iniciaron su búsqueda, pero por desgracia no pudo ser localizado a tiempo. Según Bucharava, el menor estuvo deambulando «de un sitio a otro» y «movido por la ansiedad que estos niños tienen por ver el agua se acercó al canal, resbaló y al caer se ahogó». Una vez localizado se le intentó reanimar durante el traslado al Hospital Infanta Cristina, en Badajoz, pero ingresó cadáver.

Esta era la primera vez que el pequeño participaba en el programa extremeño que cada verano acoge a más de 600 niños saharauis de los campos de refugiados de Tinduf. Por su parte, la familia de acogida se mostró totalmente destrozada por lo ocurrido, ya que también era la primera vez que habían decidido acoger a uno de estos niños.