Muchos más venezolanos, menos de la UE y otras claves de la inmigración en España

El éxodo por el régimen de Maduro hace crecer su comunidad un 22% el último año y ya son la sexta más numerosa

Actualizado:

Los venezolanos son con diferencia la nacionalidad que más ha aumentado en España en el último año. Son un 22% más que en 2017. Un crecimiento imparable desde 2015. Ya son la sexta comunidad extranjera más numerosa, cuando hace solo cuatro años ocupaban el puesto número 12 como país de nacimiento más frecuente de los residentes.

Los nacidos en Venezuela, tanto si tienen nacionalidad española como si no, son 255.071, según las cifras definitivas del padrón de 2018, publicadas esta semana por el INE. Casi cincuenta mil más que el año anterior. Con este ritmo de crecimiento, dentro del éxodo que vive Venezuela bajo el régimen chavista, pronto superarán a la comunidad argentina, la quinta más numerosa, apenas mil más que los venezolanos en el último padrón.

Menos de la UE

En el último año han superado a los británicos, en las dos últimas décadas estable como cuarta comunidad extranjera más numerosa. La caída de los nacidos en Reino Unido es anterior al referéndum del Brexit, celebrado en 2016. La caída del número de británicos, que en el último año apenas ha variado, era continúa desde el pico de 400.000 alcanzado en 2011. Hoy son en torno a 250.000 sus residentes.

El descenso no solo afecta a los británicos, sino a la mayoría de nacidos en países de la Unión Europea. Su peso es cada vez menor, principalmente debido a la salida de rumanos en los últimos años. Tanto su entrada masiva como su marcha se mueve en decenas de miles cada año. Hoy son menos de 600.000, después de perder 20.000 más el último año. Son la segunda comunidad más numerosa, pero llegaron a ser la primera entre 2008 y 2013, y superar la cota de 800.000 residentes. Durante más de un lustro se instalaron de cien mil a cien mil al año.

Especialmente acusado también ha sido el descenso de la población alemana. Hoy son la decimotercera comunidad más numerosa, cuando se había mantenido estable en la séptima posición hasta 2013. Por el contrario, los italianos son la comunidad de la UE que más ha crecido el último año, y una de las pocas que lo ha hecho de forma constante durante la crisis. Aunque su peso en el conjunto es menor. Son 125.000, la decimosexta comunidad más numerosa. Los franceses, una comunidad estable, no ha tenido grandes variaciones en las dos últimas décadas, siempre en torno a las 200.000 personas.

Hace 20 años, antes del boom migratorio, los países europeos copaban el top de comunidades más numerosas. Entre los diez primeros estaban Francia (2º), Alemania (3º), Reino Unido (4º), Portugal (6º) y Suiza (7º). Hoy ya solo Francia y Reino Unido se mantienen en los diez primeros puestos. El primero en 1998 era Marruecos, y hoy lo sigue siendo.

Marruecos e Iberoamérica

El número de personas nacidas en Marruecos ha ido creciendo de forma sostenida, en las dos últimas décadas, sin grandes aluviones temporales como ha ocurrido con otras comunidades, como la inmigración rumana o de países de Iberoamérica. En el padrón de 2018, el número de personas nacidas en Marruecos es de 825.674, muy por encima de los casi 600.000 rumanos y los poco más de 400.000 ecuatorianos.

La comunidad ecuatoriana, la tercera más numerosa, aunque descendió con la crisis, se ha mantenido estable en torno a esa cifra. Los colombianos, la cuarta comunidad más frecuente, sí ha seguido creciendo durante estos años y ya solo son apenas diez mil menos que los nacidos en Ecuador. La estable comunidad argentina, la sexta más numerosa actualmente, y los peruanos también están entre los diez primeros. Y República Dominicana, Bolivia, Cuba y Brasil, están entre las 15 nacionalidades más frecuentes en España. Los americanos son 2,6 millones (dos millones de América del Sur), por delante de los europeos, 2,1 millones (1,8 millones de la UE), y los africanos, 1,2 millones empadronados (825.000 de Marruecos).

Más inmigración

El número de residentes en España, extranjeros o con nacionalidad española, nacidos en otro país ha aumentado el último año en términos absolutos. Ya lo hizo el año anterior después de un lustro de continuas bajadas. Hoy son 6.386.904 personas, 200.000 más que en 2017, cuando se frenó la pérdida continuada de población extranjera desde 2012. Aquel año se alcanzó el pico de número de personas nacidas en otros países: 6.759.780, el 14,3% de la población. Hoy son el 13,7% del total de los empadronados en España.

La población en España ha aumentado el último año ligeramente, poco más de 150.000 personas, gracias a la llegada de inmigración. El número de habitantes en España se mantiene estable, por encima de los 46 millones y medio, con ligeros aumentos de población en los últimos tres años, después tocar techo en 2012, cuando se alcazó la cifra de 47,2 millones de personas.

La inmigración despegó la demografía española desde comienzos de este siglo. En 1998, cuando España no superaba los 40 millones de habitantes, los inmigrantes eran poco más de un millón, el 3% de la población. En poc más de una década España ganó siete millones de habitantes, tantos como personas nacidas en otro país. Desde entonces el porcentaje se mantiene estable en torno al 13% o 14% de la población.