ABC

¿Es lo mismo el cambio de hora estacional que el cambio de huso horario?: despejamos todas tus dudas

A las 3.00 horas de la próxima madrugada serán las 2.00, poniendo punto y final al horario de verano (por esta vez). ¿Sabrías decir cuándo se adoptó uno y otro?

Actualizado:

Hay dos términos que se confunden, en días como hoy, con mucha naturalidad. También las fechas. El cambio de hora estacional, el de verano se pierde esta próxima madrugada de 28 de octubre, cuando a las 3.00 horas se retrasen los relojes hasta las 2.00 horas, y éste comenzó a adoptarse en 1980, aunque fue en el año 2000 cuando fue una «directiva» europea la que hizo preceptivo su cumplimiento en todos los países de la UE, sin excepción.

Por otro lado, el cambio de huso horario sería modificar nuestro GMT+1 de España, horario que se impuso desde 1940.

¿Cuándo se adoptó el cambio de hora estacional?

La Comisión Europea lanzó este verano una consulta a nivel europeo que permitía a los ciudadanos emitir su voto a favor o en contra del cambio horario. La próxima madrugada finaliza el horario de verano que comenzó el pasado mes de marzo. La finalización se materializa con el retraso de los relojes una hora, de forma que a las 3.00 horas, volverán a marcar las 2.00 horas. De esta manera se da obligado cumplimiento a la directiva europea 2000/84/CE que afecta, sin excepción, a todos los estados miembros de la Unión Europea.

Las primeras disposiciones sobre el horario de verano se adoptaron en Europa en 1980 y desde el año 2000, con la mencionada directiva, quedaron establecidas las reglas que marcan su inicio en marzo y su finalización en octubre, informó esta semana el Ministerio de Transición Ecológica de España.

Dado el debate que la aplicación del cambio de hora suscita entre amplios colectivos sociales, en los últimos años se han realizado diversos informes que han tenido en cuenta no sólo aspectos relacionados con el posible ahorro de energía, sino cuestiones relacionadas con la necesidad de armonización de horarios, la seguridad vial, las condiciones de trabajo, las repercusiones sobre la salud, etc. Dichos informes coinciden en señalar que los beneficios del cambio de hora son, en cualquier caso, difusos.

¿Qué votó España, qué prefieren los españoles?

La polémica en torno al cambio de hora ha llevado a la Comisión Europea a lanzar a nivel europeo una consulta pública que permaneció abierta desde el 4 de julio hasta el 16 de agosto, que permitía a los ciudadanos emitir su voto a favor o en contra del cambio horario que se produce cada año los meses de marzo y octubre y opinar sobre sus preferencias de mantener el horario de invierno o el de verano.

Más del 80% de los ciudadanos españoles que participaron en la encuesta de la Comisión Europa tildaron cambiar la hora de «experiencia negativa»

En los resultados, no vinculantes, más del 80% de los ciudadanos españoles que participaron valoraron el cambio de hora como una experiencia negativa y se adherían a la opinión mayoritaria manifestada por sus vecinos europeos de mantener el horario de verano.

El pasado 12 de septiembre, la Comisión Europea publicó una propuesta de Directiva con el propósito de eliminar las disposiciones relativas al cambio horario de verano en toda Europa, argumentando la necesidad de mantener un único horario que armonice la actividad en toda la Unión, y preservando el derecho de los Estados miembros a decidir sobre si aplican el horario de verano o de invierno.

Esta propuesta de Directiva marca como fecha para realizar el último cambio a horario de verano y mantenerlo en el tiempo el 1 abril de 2019. O bien el 27 de octubre del mismo año, si los Estados miembros deciden quedarse en horario de invierno. No obstante, para mantener el horario de invierno se exigirá, además, una notificación antes del 27 de abril de 2019.

¿Quién decide en España?

En España se ha creado un comité de expertos, integrado por trece personas y liderado por la Secretaría de Estado de Igualdad, del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, en el que están representados distintos ministerios y colectivos sociales, para analizar los factores a favor y en contra del cambio horario y el impacto que tendría la decisión de adoptar de forma permanente el horario de invierno o de verano.

Vigo es la ciudad europea en la que más tarde anochece

Los resultados de este análisis serán tenidos en cuenta por el Gobierno para tomar la decisión sobre el huso horario que España deberá adoptar de forma permanente en el año 2019, para el que se tratará de buscar el consenso de todos los grupos parlamentarios.

¿Cambiamos de huso horario?

Este debate no está abierto. España, geográficamente, está ubicada en el huso UTC/GMT+1, en coincidencia con la mayor parte de Europa, a excepción de Reino Unido, Irlanda y Portugal, que se mantienen en el UTC/GMT+0. Esta adscripción de huso es la que marca desde 1940 la «hora oficial» española, adelantada en 60 minutos a la «hora universal» (que es la que marca la distancia de cada país respecto al meridiano de Greenwich).

En la latitud de nuestro país las horas de luz son las mismas, +-10 en invierno y +-14 en verano, pero no amanece o anochece a la misma hora en el este que en el oeste, pudiendo haber más de una hora de diferencia de un extremo al otro. Vigo, por ejemplo, es la ciudad europea en la que más tarde anochece.