Cerca de un millón de personas mueren al año en todo el mundo por hepatitis
Las inyecciones de transfusiones inseguras causan el contagio del virus - AP
día mundial de la hepatitis

Cerca de un millón de personas mueren al año en todo el mundo por hepatitis

La Organización Mundial de la Salud estima que cerca de 500 millones de personas sufren enfemedades crónicas, como el cáncer, a causa de esta infección

madrid Actualizado:

Bajo el lema del Día Mundial de la Hepatitis «Está más cerca de lo que piensa», la Organización Mundial de la Salud (OMS) está instando a los gobiernos para que fortalezcan sus los esfuerzos para combatir la hepatitis viral, una inflamación del hígado que mata a cerca de un millón de personas cada año.

Además de esto, se estima que 500 millones de personas sufren una enfermedad crónica como consecuencia de la infección con la hepatitis, está relacionada con el cáncer de hígado y la cirrosis hepática.

«La gran mayoría de personas infectadas con hepatitis no son conscientes de su padecimiento, están sin diagnosticar y sin tratar», dice la doctora Sylvie Briand, del departamento de enfermedades epidémicas de la OMS en un comunicado oficial. «Sólo mediante el aumento de la conciencia de las diferentes formas de hepatitis, y cómo se puede prevenir y tratar, podrá tomarse el primer paso hacia el control total de la enfermedad y salvar miles de vidas», apuntaba Briand.

Según Europa Press, esta enfermedad afecta en España entre 480.000 y 760.000 personas.

Tipos de hepatitis y su contagio

La Organización Mundial de la Salud explica que hay cinco virus de la hepatitis definidos por los tipos —A, B, C, D y E. Los tipos B y C son los que más preocupación genera en los expertos, ya que una gran proporción de las personas infectadas no experimenta los síntomas en la fase temprana de la enfermedad, por lo que solo son conscientes de su padecimiento cuando su infección se hace crónica. Además, estos dos virus son la principal causa de cirrosis hepática y cáncer; y representa casi el 80% de los casos de cáncer de hígado.

Las personas pueden contraer la hepatitis ya sea de fluidos corporales infectados o agua y alimentos contaminados, según el tipo de hepatitis.

Los tipos B, C y D son contraídos a través de la sangre de una persona infectada —por ejemplo, a través de inyecciones o transfusiones inseguras de sangre— y en el caso de la hepatitis B y C, también a través de relaciones sexuales sin protección. Tipo D sólo infecta a las personas que ya están infectadas con el tipo B.

Los tipos A y E se transmite normalmente a través de agua o alimentos contaminados y está estrechamente relacionado con el saneamiento deficiente y la mala higiene personal. Hay vacunas eficaces disponibles para casi todos los tipos de hepatitis, excepto para la de tipo C.

La OMS señala que una de cada doce personas tiene algún tipo de esta infección crónica, por lo que es considerada una epidemia. Se asignó el 28 de julio como el Día Mundial de la Hepatitis, con la idea de promover mayor información sobre este problema de salud público y estimular más medidas preventivas del control de la infección.

Nuevo marco global

La OMS ha lanzado un nuevo marco global para hacer frente a la enfermedad con cuatro áreas de trabajo para prevenir y tratar la infección por hepatitis. La sensibilización, junto con la promoción de asociaciones y movilización de recursos constituyen la primera de las cuatro prioridades. Los otros son: transformar la evidencia científica en políticas de acción, prevención de la transmisión, y la detección, atención y tratamiento.

La OMS trabajará con sus Estados Miembros y los asociados en las cuatro áreas prioritarias del marco para ayudar a ampliar el acceso a los programas de prevención, atención y tratamiento a las personas que lo necesitan.