Un agente del servicio secreto custodia la entrada a la Casa Blanca bajo la nevada - M. Trillo

Miles de vuelos cancelados y cierre de escuelas por un fuerte temporal de nieve y viento en EE.UU.

Merkel ha tenido que aplazar al viernes el viaje a Washington que tenía previsto este martes

Más de 94 millones de personas habitan la región afectada, con temperaturas hasta 15 grados por debajo de lo normal

WashingtonActualizado:

Decenas de millones de personas han comenzado a notar los efectos del fuerte temporal de nieve y viento que se prevé que azote hasta el martes el noreste y la zona del Atlántico medio de Estados Unidos. Miles de vuelos cancelados, servicios de tren interrumpidos y escuelas cerradas son algunos de los efectos de esta nevada invernal tardía, bautizada como "Stella" y que ha obligado también a aplazar al viernes el viaje previsto a Washington de la canciller alemana, Angela Merkel.

Las primeras briznas de nieve en la capital de EE.UU. han caído en torno a las 18:30, hora local (las 23:30 en la España peninsular), aunque se espera que el fenómeno meteorológico afecte con diversa identidad a un área entre los Apalaches centrales hasta Nueva Inglaterra en la que habitan más de 94 millones de personas. De ellas, más de 30 millones están bajo alerta por la nieve, que en las zonas más castigadas puede superar los 50 centímetros.

Las temperaturas máximas bajarán hasta más de 15 grados centígrados por debajo de lo normal en esta época del año, según el Servicio Meteorológico Nacional estadounidense. En el litoral, especialmente en Nueva Inglaterra, se espera que el agua del mar penetre más de lo habitual tierra adentro y cause inundaciones.

La potencia de este temporal se debe a la combinación frente a la costa norteamericana del Atlántico medio de dos sistemas de bajas presiones, uno procedente de Canadá que llevará consigo el aire gélido del Ártico y otra del golfo de México. Aunque no alcance la fuerza del histórico temporal de 1993, son inevitables las comparaciones con aquel episodio que fue el más extremo en un mes de marzo del que hay registros en la costa este estadounidense.

Las áreas de Nueva York y Boston, así como la franja de territorio entre una y otra, constituirán, de acuerdo con las previsiones, la región más afectada. Los colegios de estas dos ciudades, así como en Providence (Rhode Island) y distintas localidades de Connecticut, permanecerán cerradas durante este martes, mientras que los tramos en superficie del metro neoyorquino permanecerán cerrados a partir de las cuatro de la madrugada. Además, se verá afectado el servicio ferroviario de Long Island, en Nueva York, y de la red Metro-North, que discurre desde la ciudad de Nueva York hacia el norte del estado y partes de Nueva Jersey y Connecticut, entre otros trenes.

Se aconseja no conducir en Massachusetts

Las difíciles condiciones meteorológicas también presentan importantes problemas para el tráfico por carretera. El gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, ha pedido a los ciudadanos que se abstengan de coger el coche mientras dure el temporal.

En cuanto al transporte aéreo, al menos 4.000 vuelos se habían cancelado ya en la tarde del lunes en aeropuertos como los de La Guardia y JFK en Nueva York, Logan en Boston y el internacional de Baltimore-Washington.

Una máquina quitanieves, por una céntrica calle de Washingto DC
Una máquina quitanieves, por una céntrica calle de Washingto DC - M. Trillo

El temporal "Stella" ha obligado a aplazar la visita que la canciller alemana, Angela Merkel, iba a realizar este viernes a Washington. El anfitrión, Donald Trump, habló con ella por teléfono para acordar una nueva fecha para la cita, que había levantado una amplia expectación y que finalmente se producirá el próximo viernes, 17 de marzo.

El presidente estadounidense ha mantenido una reunión con el alcalde de Washington, Muriel Bowser, y el gerente de la empresa de transporte público Metro, Paul Wiedefeld, para afrontar la gestión del temporal en la capital estadounidense. Así mismo, ha hablado con responsables de seguridad interior y emergencias y ha asegurado que el gobierno federal está “completamente preparado” para afrontar la nevada.