Mahendra Ahirwar tiene 13 años y vive en la India
Mahendra Ahirwar tiene 13 años y vive en la India - DailyMail

La milagrosa historia del niño que no podía sostener su cabeza

Mahendra Ahirwar tiene 13 años y vive en la India. Sufría una miopatía congénita que le provocaba gran debilidad en los músculo de su cuello impidiéndole mantener erguida su cabeza. Una mujer que conoció su historia montó una campaña de «Crowfounding» y logró recaudar 12.000 libras para que el adolescente pueda someterse a una cirugía que cambió su vida

MARIDActualizado:

Mahendra Ahirwar tiene 13 años y vive en la India. Sufría una miopatía congénita que le provocaba gran debilidad en los músculo de su cuello impidiéndole mantener erguida su cabeza y que, por lo tanto, esta se quede «colgando» en su cuerpo.

Los padres del pequeño llevan años visitando diferentes doctores para poder ayudar a su hijo pero, aparentemente, nadie podía hacer nada por Mahendra.

Sin embargo, una mujer montó una campaña de « Crowfounding» y logró recaudar 12.000 libras para que el adolescente pueda someterse a una cirugía que cambió su vida.

Mahandrra ya recuperado después de la operación junto a Julie Jones, que recaudó fondos para él
Mahandrra ya recuperado después de la operación junto a Julie Jones, que recaudó fondos para él - DAILY MAIL

Finalmente, el cirujano Rajagopalan Krishnan del Hospital Apollo en Nueva Delhi llevó a cabo la operación gracias a que Julie Jones lo hizo posible.

Ayuda para comer, bañarse y vestirse

Sus propios padres reconocieron, según informa «Daily Mail» que dejaron de ver a los doctores porque nadie podía ayudarlos y que en algún momento pensaron en que preferían que el pequeño muriera para no verlo sufrir.

Mahandra tenía un dependencia absoluta de sus padres ya que debían alimentarlo, bañarlo y vestirlo.

Mientras su hermana Manisha y su pequeño hermano Surendra iban al colegio, el mayor, Lalit buscaba trabajo después de haberse idop de casa. La vida de la familia continuaba pero Mahendra continuaba sufriendo. Tampoco podía ver a sus amigos. Después de enterarse de esta trágica historia, Jones decidió hacer una campaña que terminó con final feliz.