El inconfundible gesto de Miguel de la Quadra-Salcedo, en una imagen de archivo - SAN BERNARDO

Miguel de la Quadra-Salcedo, 84 años «dando guerra»

El aventurero es uno de los responsables de la existencia de la «Ruta BBVA», una iniciativa que fue declarada de interés universal por la UNESCO

MadridActualizado:

Ingeniero, atleta, etnobotánico, reportero...Miguel de la Quadra-Salcedo podría responder a este perfil; sin embargo, estos términos no son suficientes para definir a este polifacético explorador que ha fallecido hoy en Madrid, a los 84 años, de edad después de una vida intensa en la que la aventura ha sido la tónica dominante.

Miguel de la Quadra-Salcedo nació en Madrid en 1932, aunque se considera más navarro-vasco, ya que allí es donde pasó gran parte de su infancia y donde comenzó su pasión por la aventura. A muy temprana edad ya le gustaba perderse por los montes de Navarra y leer las novelas de Julio Verne.

Pero, cuando tuvo edad para ir a la universidad, optó por estudiar una Ingeniería Agrícola. Durante estos años empezó a destacar, más que por estudiante, por deportista. Tanto es así que, poco tiempo después formó parte del club de atletismo del Real Madrid e incluso participó en los Juegos Olímpicos de Roma en 1960, como lanzador de disco. En ese mismo año, De la Quadra-Salcedo viajó a Colombia acompañado de una cámara fotográfica con la que logró retratar el país sudamericano de tal forma que Televisión Española le contrató como reportero.

[Repasa la vida de Miguel de la Quadra-Salcedo, en imágenes]

Durante los años en los que ejerció la profesión periodística, De la Quadra-Salcedo fue testigo de muchos pasajes de la historia reciente: la guerra de Vietnam, el golpe de Estado de Pinochet en Chile... Incluso estuvo a punto de ser ejecutado en el Congo por haber grabado los fusilamientos de 300 prisioneros durante la crisis de la República. Pero, como siempre ha hecho, salió airoso de la situación. No solo ejerció de reportero sino que también fue entrevistador durante un tiempo y llegó a charlar con personalidades como Pablo Neruda o Dalai Lama.

En reiteradas ocasiones, Miguel de la Quadra-Salcedo ha reconocido que el gran logro de su vida es la creación de «Aventura 92», actualmente conocida como la «Ruta BBVA» y declarada de interés universal por la UNESCO. En 1979, el Rey Juan Carlos invitó al aventurero a una cena de gala con el fin de incitarle a llevar a cabo esta iniciativa, algo que De la Quadra-Salcedo hizo sin pensarlo dos veces. Habituales eran sus sorpresas a los aprendices de exploradores año tras año pero desde hace un par de ejercicios, De la Quadra-Salcedo no puede acompañarles en esta emocionante aventura ya que, al caer de un helicóptero, sus pulmones quedaron encharcados y desde entonces necesitaba estar conectado a una bombona de oxígeno. El fundador de la ruta aseguró el año pasado que, el día que pudieran meter el oxigeno en un avión, volvería a las andadas y a buen seguro que desde hoy, esté donde esté, continuará con su aventura.