El metro de Viena lucha contra el mal olor repartiendo desodorantes

Ha repartido 14.000 desodorantes entre sus usuarios y estudia prohibir el consumo de algunos alimentos

MadridActualizado:

La empresa de transportes de la capital austriaca, Wiener Linien, lucha contra el mal olor, uno de los problemas que más molestan a los usuarios y que se agrava con las altas temperaturas. Ha repartido 14.000 desodorantes entre sus usuarios y estudia también prohibir el consumo de algunos alimentos, como pizzas, kebabs o fideos asiáticos.

Un 77% de los pasajeros está a favor de prohibir la comida en el metro, según una encuesta realizada por la emisora pública ORF, algo que ya sucede en ciudades como Berlín, Singapur o Hong Kong.