El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker y la canciller alemana Angela Merkel
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker y la canciller alemana Angela Merkel - EFE

Merkel da luz verde a la eliminación del cambio horario

Una encuesta germana señala que el 80% de la población se manifiesta a favor de mantener todo el año el mismo horario

Actualizado:

Una importante etapa del proceso de eliminación del cambio horario en Europa se ha cumplido en Berlín, durante la visita que el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, ha hecho hoy a la canciller alemana. Merkel ha dado luz verde. Ambos han coincidido en que «la UE no debe interferir innecesariamente en la vida cotidiana de los ciudadanos sino que debe ocuparse solamente de los grandes asuntos».

Más del 80% de los europeos encuestados se ha manifestado a favor de mantener todo el año el mimo horario, sin cambiar los relojes de hora en marzo y en octubre. Según ha informado la agencia germana DPA, gran parte de los encuestados apoya además mantener el horario de verano, con dos horas más respecto al la hora GMT. A este respecto, Merkel se ha mostrado partidaria de que la UE de libertad a cada uno de los Estados miembros para decidir si le conviene más el horario de verano o el de invierno.

En Alemania, no ha sido el partido de Merkel, la CDU, el que ha hecho campaña a favor de eliminar el cambio horario, sino el Partido Liberal (FDP). Su vicepresidente del grupo parlamentario, Michael Theurer está convencido. «Estoy seguro de que el cambio de horario será abolido. Lo que no sé es cuándo», adelanta. Ya como diputado del Parlamento Europeo (2009-2017) hizo campaña por la abolición, pero piensa que «la eliminación del cambio de horario puede beneficiar y reforzar la unidad europea, pues cambios descoordinados del horario entre los países miembros de la UE serían dañinos para el mercado interno, los viajes y las comunicaciones». «Si los 28 estados miembros toman cada uno una decisión sobre este tema, esto se convertiría en un mosaico. Las soluciones nacionales llevarían al caos», afirma.

En ese mismo encuentro, Juncker ha adelantado a la canciller alemana los principales puntos del que será el próximo miércoles 12 de septiembre su discurso sobre el Estado de la Unión y ha recabado su apoyo para una propuesta de endurecimiento de las campañas políticas a través de internet, con la vista puesta en las elecciones europeas de 2019 y que obligará a que la propaganda electoral sea más reconocible a través de la red y en las redes sociales.