Efe

El foco de moscas detectado en un hospital ibicenco obliga a cancelar todas las operaciones hasta el 17 de junio

El Área de Salud ha anunciado que han sido encontradas «graves deficiencias estructurales» en el edificio de Can Misses donde se encuentra el Área Quirúrgica

Palma de MallorcaActualizado:

La gerente del Área de Salud de Ibiza y Formentera, Carmen Santos, ha anunciado este viernes que los quirófanos del hospital ibicenco de Can Misses permanecerán cerrados a lo largo de la próxima semana, como mínimo hasta el 17 de junio, después de que técnicos del IB-Salud hayan detectado «graves deficiencias estructurales» en el edificio donde se encuentra el Área Quirúrgica. Esta clausura momentánea supondrá desprogramar un total de 120 operaciones. El anuncio se ha producido después de que esta semana hubiera aparecido un nuevo foco de moscas en Can Misses, el segundo en apenas diez días.

Cabe recordar que el pasado miércoles el Área de Salud había clausurado ya de manera cautelar un total de siete quirófanos en Can Misses, debido a la citada nueva aparición de moscas en el bloque quirúrgico. En principio, estaba previsto que dichos quirófanos se mantuvieran cerrados sólo hasta el próximo lunes, circunstancia que en cualquier caso ya había obligado a aplazar un total de 47 intervenciones previamente programadas, a las que ahora habrá que sumar las 120 mencionadas. Sólo el quirófano destinado a Urgencias y el de Maternidad han continuado operativos, ya que no se vieron afectados por ese incidente.

Santos ha explicado que las «deficiencias estructurales» descubiertas ahora habrían favorecido «la entrada de insectos en el interior de los falsos techos y de ahí a la zona quirúrgica». Ante esta situación, se va a proceder al sellado de los falsos techos de los quirófanos, «para así garantizar que aun existiendo puntos de entrada desde el exterior, no puedan acceder insectos al interior de la zona quirúrgica». Al tener que realizar esta obra en la zona quirúrgica, el Área de Salud se ha visto obligada a «cancelar todas las intervenciones programadas para la semana que viene», con el objetivo de que cuando se inicie de nuevo la actividad quirúrgica, se haga «con todas las garantías de que esta situación no va a volver a repetirse».

Derivación de pacientes

Los pacientes con «urgencia demorable» serán derivados al Hospital de Son Espases y al Hospital de Son Llàtzer, ambos en Palma, así como a la Policlínica Nuestra Señora del Rosario, ubicada en Ibiza, que son centros con los que ya se está trabajando en los circuitos de derivación. De momento, han sido derivadas ya dos operaciones a Son Espases. «Desde el Área de Salud queremos pedir disculpas a todos los ciudadanos de Ibiza y de Formentera, y en especial a todos los que se encuentran afectados por estas cancelaciones», ha señalado Santos, para añadir: «En estos momentos no podemos garantizar una adecuada asistencia quirúrgica programada». Asimismo, ha indicado que en su departamento están «profundamente afectados por esta situación de tanta gravedad».

Santos ha criticado, por último, a la actual concesionaria del hospital. «No entendemos bien cómo en una mañana nuestros técnicos han detectado deficiencias, mientras que la concesión durante este tiempo no ha sido capaz de hacerlo», ha recalcado. En ese sentido, el Área de Salud quiere «llegar hasta el fondo para solucionar de una vez este problema», para que cuando se reanude la actividad quirúrgica, se haga con «todas las garantías que tanto profesionales como ciudadanos se merecen».

En ese contexto, el presidente del Sindicato Médico de Baleares (Simebal), Miguel Lázaro, y el delegado de dicho sindicato en Ibiza y Formentera, Carlos Rodríguez, han expresado este viernes su «indignación» y «estupor» ante el nuevo foco de moscas aparecido estos días en Can Misses. En declaraciones a ABC, Lázaro ha señalado que se deben pedir «responsabilidades» por lo ocurrido, ya que se trata del tercer foco de insectos detectado en el último año y medio en dicho hospital.

«Es lamentable lo que ha ocurrido y también esa reiteración, lo que demuestra la inoperancia del IB-Salud, que no ha estudiado a fondo el problema», ha denunciado Lázaro. Por su parte, Rodríguez ha criticado a la actual concesionaria del hospital, que a su juicio sería la «mayor responsable» de esta situación. Al mismo tiempo, ambos han expresado su «solidaridad» hacia todos los pacientes afectados. «Los médicos nos sentimos muy preocupados por esta situación», ha sintetizado Rodríguez.

Dos focos previos

El Área de Salud de Ibiza y Formentera ya había informado el pasado miércoles, a través de un comunicado, de que había pasado a asumir la gestión directa de los servicios no sanitarios en el Área Quirúrgica, «dada la gravedad de la situación». Al mismo tiempo, se empezaron también a estudiar «las sanciones» que se pudieran derivar de ese cierre. La Gerencia de Can Misses había exigido ya el mismo miércoles a la concesionaria del hospital «una investigación a fondo de las causas que puedan haber generado una nueva aparición de moscas», tras la detectada la pasada semana.

Desde la concesionaria, según el Área de Salud, «se había certificado la desaparición total de las mismas el pasado 30 de mayo», cuando se procedió a la reapertura de los dos quirófanos que habían permanecido cerrados durante dos días por la aparición de cuatro moscas. Por su parte, el director asistencial del IB-Salud, Nacho García, y el subdirector asistencial de hospitales, Francisco Cárceles, se desplazaron ayer hasta Can Misses, junto con personal del Servicio de Ingeniería de la Subdirección de Infraestructuras del Servicio de Salud, para evaluar la situación.

Cabe recordar que, efectivamente, el 28 de mayo había sido ya cerrada de manera preventiva el Área Quirúrgica de Can Misses, después de que hubieran sido detectadas cuatro moscas en los quirófanos 5 y 6 de dicha área. La empresa de desinsectación señaló entonces que se había tratado de una presencia puntual de insectos, limitada a esos cuatro ejemplares. De hecho, en torno al mediodía de ese mismo 28 de mayo se reabrieron la mayoría de quirófanos cerrados, con la excepción de los ya citados 5 y 6, que permanecieron clausurados hasta el 30 de mayo. Finalmente, se tuvieron que reprogramar 13 intervenciones quirúrgicas.

El pasado año, entre los días 26 y 30 de enero, se había producido un primer cierre del Área Quirúrgica de Can Misses, debido a la detección de una plaga de moscas. En aquellos cinco días tuvieron que cancelarse un total de 56 operaciones. El foco de la citada plaga fue encontrado en el subsuelo de la zona quirúrgica, que fue aislada y fumigada.