Profesionales de la atención primaria de Castilla y León
Profesionales de la atención primaria de Castilla y León - Efe

Los médicos piden 30 medidas «urgentes» a las Comunidades Autónomas para «salvar» la Atención Primaria

Reclaman a las administraciones territoriales que les escuchen y les «pongan en sus agendas»

MadridActualizado:

Las ocho organizaciones que forman el Foro de Médicos de Atención Primaria han propuesto 30 medidas «urgentes» a las comunidades autónomas, en el marco de las elecciones de este 26 de mayo, para «salvar» la Atención Primaria (AP), con medidas como dedicar a este nivel asistencial el 25 por ciento del presupuesto total en Sanidad para el año 2025 y establecer un número máximo de 1.500 pacientes por facultativo.

«Estamos enfadados. Los médicos estamos quemados. Esta situación de la Atención Primaria puede dar lugar a su desaparición. La Atención Primaria se nos muere, po lo que necesitamos medidas urgentes sí o sí. Si no se aplican, dan igual las medidas de futuro del documento del Ministerio, porque no se podrán aplicar», ha criticado en rueda de prensa el vicesecretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Gabriel del Pozo.

Sus propuestas complementan el Marco Estratégico para la Atención Primaria de Salud liderado desde el Ministerio de Sanidad y aprobado hace apenas un mes por la mayoría de las CCAA (excepto las gobernadas por el Partido Popular) en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS). Según denuncian los médicos, sus modificaciones «mínimas y urgentes» no se incorporaron al documento y fueron «ignoradas» por ser competencia de las autonomías. Así, ahora les reclaman a estas administraciones que les escuchen y «pongan en sus agendas» la AP.

Así, el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Serafín Romero, ha calificado el Marco Estratégico como «una declaración de intenciones» del Ministerio, y ha insistido en que se debe incorporar una memoria economómica con una «financiación realista», en lugar del actual texto, que habla de «incrementar de manera progresiva los presupuestos asignados en función de necesidades concretas». En suma, los médicos apuestan por cifras concretas: 20% del presupuesto sanitario en 2020 y 25% en 2025.

«El 25 por ciento en 2025 es algo idílico, lo ideal, pero ninguna locura», ha asegurado el máximo representante de los facultativos españoles. Al mismo tiempo, ha recordado a todas las CCAA, especialmente aquellas que se levantaron de la mesa y rechazaron el documento en el CISNS, que «está para cumplirlo». Si no es así y, además, no se incorporan sus «obligadas» iniciativas, amenazan con más protestas en las calles, algo que ha definido como «lunes al sol».

«Tenemos que llamar mucho más la atención, creo que es la única forma. El documento no es suficiente. Por eso, pedimos a las CCAA que pongan la AP en sus agendas. También queremos que se ponga en marcha una Comisión de Seguimiento del Marco Estratégico. Si nos oyen pero no nos escuchan, habrá que alzar la voz», ha argumentado Romero, quien ha incidido en que esta vez se prestará especial foco al Ministerio de Hacienda, responsable de los presupuestos.

Más de 4.000 millones en cinco años

En la misma línea, la presidenta de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), Concepción Sánchez Pina, ha insistido en que el Marco Estratégico es «solo un documento». «Lo complejo es poner en marcha todas esas estrategias. El problema del documento es que no lleva presupuesto. La Atención Primaria se desangra y los profesionales se van. Hay que cortar la hemorragia y devolver la ilusión a los médicos», ha comentado, reclamando que los residentes de Pediatría roten hasta seis meses en AP, en lugar de los tres actuales.

«Sin una memoria económica el plan no irá a ningún sitio. Esa es la tarea del nuevo equipo ministerial. Aplaudimos el documento pero es solo el inicio», ha añadido la vicepresidenta de la Sociedad Española de Médicina de Familia y Comunitaria (semFYC), María Fernández. A continuación, ha reclamado reducir la burocracia en AP y una «línea roja»: una asignatura de Medicina de Familia y Comunitaria en todas las universidades.

Según sus cálculos, habría que incrementar el gasto en este nivel asistencial un mínimo de 4.350 millones en los próximos 5 años: 2.850 millones de euros en personal, 1.250 en mejorar las infraestructuras en centros de salud y consultorios periféricos, y 250 millones en equipamiento asistencia. Todo ello para solucionar el futuro déficit de 6.000 médicos en familia en el año 2030, según los datos expuestos por la vicepresidenta de semFYC.