El médico que exige un millón a una paciente por criticarle en Facebook

Un ginecólogo denuncia a una paciente por dejarle reseñas negativas en la red

Actualizado:

Cuando pagamos por un servicio y no quedamos satisfechos con elv resultado, tenemos a nuestro alcance diversas herramientas para expresar nuestro descontento. Están las hojas de reclamaciones, la posibilidad de acudir a las organizaciones de defensa del consumidor y también la opción de relatar la experiencia en Internet. Podemos plasmar comentarios en las redes sociales o bien recurrir a alguna de las numerosas webs que permiten valorar todo tipo de negocios. Pero, ¿qué ocurre cuando el criticado no está de acuerdo con una opinión negativa?

El blog The Mighty nos habla de la pesadilla que está viviendo Michelle Levine tras dejar varias reseñas negativas a un médico. El pasado verano, esta neoyorquina buscó en la red un ginecólogo, según su versión para someterse a una revisión anual rutinaria. Encontró al doctor Joon Song y concertó una cita con él. La sorpresa llegó una semana después de pasar por la consulta, cuando su compañía de seguros recibió una factura de 1.300 dólares, incluidos más de 400 que debían salir de su bolsillo.

Revisando el documento, Michelle detectó cargos por una serie de servicios que no había solicitado. Creyendo que podía tratarse de un error, contactó con el despacho del médico para pedir explicaciones, pero no encontró comprensión al otro lado del teléfono. El doctor Joon Song no estaba dispuesto a reembolsarle ni un dólar. Frustrada, decidió usar Internet para denunciar lo ocurrido. Buscó los perfiles del ginecólogo en Facebook y otras webs y dejó unas cuantas reseñas negativas.

«Práctica comercial lamentable y retorcida. Sospecho que este médico realiza procedimientos innecesarios a muchos pacientes y luego pasa facturas elevadas a la compañía de seguros, sin que nadie se dé cuenta. Mi única visita aquí me ha causado pánico y angustia emocional y ahora quieren que pague casi 500 dólares extra por servicios que no necesitaba», detalla uno de los comentarios compartidos por la paciente. Pensaba que todo terminaría ahí, pero días después recibió una notificación de los abogados del médico. Le exigían una indemnización de un millón de dólares por «publicaciones falsas y acoso en la red».

«Sólo he escrito reseñas. En este país cualquiera puede denunciarte por algo y la víctima tiene que pagar por defenderse. Llevo siendo víctima de Joon Song durante un año», indica Michelle Levine. Y es que, además de enfrentarse al peligro de la cuantiosa compensación que le pide el ginecólogo, hasta la fecha ha tenido que desembolsar unos 20.000 dólares en gastos de defensa. A pesar de todo, está dispuesta a llegar hasta el final e incluso ha lanzado una campaña de crowdfunding para recaudar fondos para su causa.