Mascotas, compañeros de terapia

Purina apoya la creación de una línea de investigación sobre los beneficios de la presencia de los canes en el Hospital Sant Joan de Déu en Barcelona

CARMEN ANIORTE
MadridActualizado:

Nuestras mascotas además de compañía son también solidarios y muchos de ellos son empleados en terapias bien entre personas mayores como en niños. Purina, una de las marcas más reconocidas en nuestro país en alimentación de perros, gatos y otros pequeños animales, apoya la investigación sobre este tipo de terapias que con el tiempo han conseguido demostrar su gran efectividad. ¿De qué manera? Aportando 30.000 € para la investigación sobre terapias asistidas con perros en el Hospital San Juan de Dios.

Se trata de un equipo de investigación del centro formado por distintos profesionales sanitarios y también por los adiestradores de CTAC, que se encargan de estudiar en distintos ámbitos el efecto que las intervenciones asistidas con perros tienen en los niños tratados.

Todo el proyecto está coordinado por Nuria Serrallonga, enfermera, psicóloga y especialista en Child Life, además de ser la coordinadora de la Unidad de intervenciones asistidas con canes del citado centro hospitalario.

Algunos de los programas objetos de investigación son:

1. Programa La Aguja Dorada. El departamento de Oncología y Hematología recurre a los perros del CTAC para ayudar en aquellos casos diagnosticados como “fobia a las agujas”. Los canes colaboran con el equipo de psicólogos del hospital con los niños.

2. Programa Juegos Veterinarios. Proyecto cualitativo que consiste en terapias de juegos con animales y pacientes hospitalizados con problemas físicos. Los niños pueden simular con los perros todo lo que han hecho antes con el pediatra (o situaciones que pueden darse durante su ingreso en el hospital). La actividad se centra en los procedimientos médicos del cuidado de la salud: medición de altura y peso, control de los signos vitales, auscultación, uso de vendas y mascarilla, etc. El objetivo de este programa es comprobar si los niños reproducen con el perro el nivel de dolor que están sufriendo durante su tratamiento y cómo lo expresan.

3. Programa de Urgencias con Terapia Asistida con Animales (T.A.A). El equipo médico del departamento de urgencias recurre a los perros de terapia como facilitadores durante los procedimientos de atención medica en los boxes. El estudio, liderado por el doctor Carles Luaces, se hará de forma aleatoria y se comparará grupos de pacientes con T.A.A. y un grupo de control. Se medirán los niveles de ansiedad, de dolor, duración del procedimiento y nivel de satisfacción de los padres.

4. Programa de Urgencias con TAA (2). El estudio, realizado por la especialista en Child Life, analizará el uso de T.A.A. en boxes de urgencias. Se realiza de forma aleatoria comparando 3 grupos: un grupo de intervención de los pacientes tratados con los perros de terapias asistidas, un grupo de intervención con los robots sociales (Pleos) y un grupo de control. Se medirán los niveles de ansiedad, de dolor, duración del procedimiento y nivel de satisfacción de los padres.

5. Programa «Cap i Cua». Estimulación cognitiva con T.A.A: Son sesiones de estimulación cognitiva dirigida a pacientes con psicosis. Se realizan con ejercicios específicos utilizando un equipo de apoyo, los perros y el personal de T.A.A. Los perros trabajan como un elemento motivador y enlazador para el tratamiento.

6. Programa de T.A.A (Terapias asistidas con animales) en las salas de espera. El equipo del Hospital usa las T.A.A. durante el tiempo de espera antes de visitar al médico. El estudio desvelará el impacto emocional de la presencia de los canes durante este periodo de espera.

7. Programa de Intervenciones de Animales Virtuales. Liderado por el departamento de Oncología y Hematología del hospital, el objetivo de este programa es hacer un vínculo positivo y motivador entre los niños (por ejemplo: en una habitación aislada, debido a un trasplante de médula ósea) y el perro. El paciente recibe una llamada virtual del perro una vez o dos veces a la semana usando una tableta y programas de video llamada como FaceTime o Skype.

Pionero en España

Desde al año 2009, el Hospital Materno-Infantil de Sant Joan de Déu de Barcelona es el primer hospital nacional que aplica las TAA con fines terapéuticos. Las intervenciones asistidas con perros a nivel hospitalario están diseñadas para que los terapeutas referentes de cada paciente puedan, mediante la interacción con el perro de terapia, trabajar aspectos psíquicos, físicos o sociales de la persona y así mejorar su calidad de vida.

La Unidad de intervenciones asistidas con animales está integrada por profesionales del centro que trabajan conjuntamente con los adiestradores y los canes de CTAC. Todo con un objetivo terapéutico común: facilitar la recuperación de los niños ingresados y mejorar su estado anímico. Por ejemplo, mediante las intervenciones asistidas con animales se motiva a los pequeños cuando han sido sometidos a una intervención de escoliosis a hacer la rehabilitación de una manera más motivadora porque al peinar o dar de comer al animal hacen los ejercicios que necesitan.

Asimismo, las intervenciones también se realizan en la sala de fisioterapia y rehabilitación; la unidad de psiquiatría así como las urgencias pediátricas para, con su presencia, tranquilizar y distraer a los niños en los momentos críticos –como por ejemplo cuando se les ha de colocar una vía- y recorren las sales de espera de consultas externas para interaccionar con las familias y niños, y hacerles más corta y distraída la espera.

Grandes y saludables beneficios

Desde Purina están totalmente convencidos de los beneficios que aporta la convivencia con las mascotas al conjunto de la sociedad. Por eso impulsan programas de voluntariado interno, creando campañas de concienciación social, desarrollamos programas para la integración de las mascotas en nuestra vida laboral y social, y apoyamos a protectoras y asociaciones que, como ellos, están convencidos de que Juntos la vida es mejor.

En la actualidad trabajan junto a la CTAC también en Proyecto GUAU, que consiste en «socializar» a perros jóvenes para que en un futuro se conviertan en perros de asistencia para personas con discapacidad. La compañía participa en la iniciativa a través de un programa de voluntariado entre sus trabajadores, siendo pionera en colaborar como empresa en este tipo de proyectos que hasta ahora realizaban personas o familias.

Durante el proyecto, cada perro convive con cinco voluntarios distintos en su entorno familiar, en períodos de una semana, para favorecer su aprendizaje y que éste conozca más de una familia, diversos hábitos, distintas situaciones cotidianas, etc. Una vez finalizada la etapa de socialización, cuando los perros tienen alrededor de 12 meses, el equipo del CTAC los forma en función del tipo de perro de asistencia que desarrollarán en el futuro. Otra de las actividades es el Programa Aprender Juntos Es Mejor.

Del que ya hablamos hace unas semanas y que tiene por objetivo introducir a los perros de educación asistida de forma continuada en las escuelas. Con la ayuda de perros preparados, desde este curso escolar 2015-2016 están desarrollando jornadas de educación asistida con estudiantes de primaria y profesores para mostrar los beneficios de las mascotas en la educación de los niños. El vínculo emocional que se establece entre los niños y los perros, tratado como una herramienta curricular, enriquece el proceso de aprendizaje de los alumnos.

A nivel general, los perros de educación asistida, con la ayuda de técnicos especializados y coordinados con los profesores/educadores, constituyen un potente motor exterior que contribuye a la formación de los niños en varias facetas: incrementa la motivación, identifica problemas de socialización, fomenta los hábitos de lectura, disminuye la ansiedad, estimula su atención y concentración, y aumenta su autoestima y confianza. A nivel específico, estos perros pueden trabajar en los aspectos formativos más interesantes para cada escuela: reforzar los programas de lectura y escritura, así como tratar determinados trastornos que dificultan el aprendizaje de algunos alumnos.

¿Qué es el CTAC?

A lo largo de esta información hablamos de CTAC o Centro de Terapias Asistidas con Canes. Nació fruto de varios años de trabajo en el mundo del adiestramiento canino y de las terapias asistidas con perros, con el fin de aportar a nuestro entorno los beneficios de la interacción humano-animal, y mejorar así la calidad de vida de las personas, mediante las intervenciones asistidas con animales. Está formado por un equipo interdisciplinar de personas y perros de terapia con un objetivo común: mejorar la calidad de vida de las personas mediante la interacción con los perros de terapia y formar a nuevos profesionales, para que cada vez más gente se pueda beneficiar de esta interacción.

Profesionales formados en gestión de empresas, psicólogos, terapeutas, etólogos, adiestradores formadores, técnicos en terapia asistida con animales, veterinarios, profesorado y personal de administración trabajan de forma conjunta para que con imaginación, creatividad y metodología científica los programas terapéuticos ya existentes y válidos se puedan beneficiar de las Terapias asistidas con animales en pro del programa terapéutico específico de cada niño o colectivo.

Después de más de 15 años trabajando, investigando, formando e innovando, CTAC es Full Member de la International Association of Human-Animal Interaction Organizations, (IAHAIO), una de las organizaciones más relevantes en el entorno de las relaciones humano-animal.