Más de 20.000 niños mueren al año por accidente en los países ricos

Más de 20.000 niños de uno a catorce años mueren al año en los países ricos por accidente, según un informe de Unicef sobre los Estados de la OCDE. La estadística está dominada por los siniestros de tráfico, que provocan el 41 por ciento de estas muertes. España se sitúa entre los países con las tasas más bajas de mortalidad infantil por estas causas.

MADRID. ABC
Actualizado:

En España mueren al año en accidente 8,1 niños de uno a catorce años por cada 100.000 menores, lo que supone un tercio del total de fallecimientos registrados en este grupo de edad. Así, entre 1991 y 1995 fallecieron anualmente en nuestro país 2.643 niños por estas causas, según el Informe Innocenti de Unicef, que recoge la primera estadística sobre mortalidad infantil por estas causas. Según este informe, en los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, más de 20.000 niños y niñas de estas edades mueren al año por accidente. Y un dato más: el 41 por ciento de estos fallecimientos se produce en siniestros de tráfico.

España se sitúa entre los países industrializados con las tasas más bajas de mortalidad infantil por accidente. Concretamente, ocupa el octavo lugar, tras Suecia, con una tasa de 5,2 niños fallecidos por cada 100.000 menores; Reino Unido (6,1), Italia (6,1), Holanda (6,6), Noruega (7,6), Grecia (7,6) y Dinamarca, con la misma tasa que España (8,1).

Además, nuestro país registra cifras más reducidas que otros países de nuestro entorno, como Portugal, con una tasa de 17,8 fallecidos; Francia (9,1), o Alemania (8,3). Las mayores tasas se registran en Corea, en primer lugar, con 25,6, seguida de México, con 19,8, mientras que Estados Unidos registra una tasa de 14,1.

UNA REDUCCIÓN IMPORTANTE

Asimismo, la reducción de niños fallecidos en las últimas décadas ha sido importante, ya que se pasó de una tasa de 13,7 niños en los años setenta a los 8,1 registrados en los noventa, lo que constituye la mayor reducción registrada en la OCDE tras Suecia, que pasó de una tasa de 13 hace veinte años a la actual de 5, 2. Pero también se producen diferencias por sexo: en nuestro país, durante el mismo periodo, la tasa anual de niñas fallecidas fue de seis por cada 100.000 menores de 14 años frente a 10,1 niños.

La misma tendencia se aprecia en el resto de países. Así, en el conjunto de la OCDE los niños tienen un 70 por ciento más de posibilidades que las niñas de morir por accidente. Las causas más comunes por accidente incluyen incendios, caídas, ahogamientos y accidentes intencionados, si bien la estadística está dominada por los accidentes de tráfico, que representan el 41 por ciento del total de las muertes accidentales. En España, la tasa de muertes por accidentes de tráfico es de 4,02 por 100.000 niños, seguida de ahogamiento (1,12); los incendios (0,30); las caídas y los accidentes intencionados.

En este sentido, un estudio del Real Automóvil Club de España asegura que entre 1997 y 1999 un total de 588 niños menores de 14 años perdieron la vida en siniestros de circulación. De ellos, 180 eran peatones, 36 ciclistas y 372 pasajeros y motociclistas.