Dos niñas juegan en una playa de California
Dos niñas juegan en una playa de California - ADOBE STOCK

Más de la mitad de las playas de Estados Unidos tienen niveles «potencialmente peligrosos» de bacterias fecales

El 58% de las 2.620 playas analizadas tenían valores que excedían los límites establecidos por la Agencia de Protección Ambiental

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Más de la mitad de las playas de Estados Unidos tenían niveles potencialmente peligrosos de bacterias fecales, según el Centro de Investigación y Política Medioambiental de los Estados Unidos. Según el informe, el 58% de las 2.620 playas analizadas tenían valores de bacterias fecales que excedían los límites establecidos por la Agencia de Protección Ambiental. Así, 605 playas se consideraron inseguras para bañarse en ellas. Lo cuenta «The Guardian»

Los estados más afectados por las bacterias fecales en sus playas son Illinois, Misissippi y Lousiana. Tampoco se encuentran en buen estado otras de Pennsylvania y Ohio. En el otro lado, los estados con mejor estado de sus playas fieron New Hampshire, Maine y Hawaii.

Peter Kristensen, experto europeo en agua para la Agencia Europea de Medio Ambiente, considera que los estándares que utiliza Estados Unidos para estas mediciones «pueden ser más estrictos». «En el sistema europeo puede darse también tras fuertes lluvias y desbordamientos», asegura.

Según «Safe to Swimming», la peor playa de los Estados Unidos fue durante 2019 la de Singing Bridge Beach, en el condado de Arenac (Michigan), donde cada vez que se hacía la medición los niveles de bacterias fecales superaban los establecidos. San Pedro Creek, en el condado de San Mateo (California) también presentó niveles similares.

John Rumpler, coautor del informe, dijo que, pese a que estos resultados no le sorprenden, son decepcionantes. «Los principales hallazgos del informe son que hay demasiada contaminación por bacterias fecales en los lugares donde nadamos en todo Estados Unidos y esto puede dañar a quienes se bañar».

Enfermedades gastrointestinales, respiratorias, infecciones oculares y auditivas y erupciones en la piel son algunas de las consecuencias que puede tener bañarse en aguas contaminadas por bacterias fecales. Según el informe, se estima que cada hay alrededor de 57 millones de casos de enfermedades transmitidas por el agua.