VÍDEO DE CÁRITAS ESPAÑOLA

Más de 15.000 personas encontraron un trabajo en 2015 a través de Cáritas

Los programas laborales de la ONG de la Iglesia ayudaron a más de 72.000 personas el año pasado y un 21% logró un trabajo. Cada vez hay más españoles demandantes de empleo (el 53%), mientras que antes del impacto de la crisis, en 2009, eran un 25%

MadridActualizado:

«El problema no está en la crisis, sino en el modelo» socioeconómico que debería poner en el centro del ciclo a las personas, según comentan miembros de Cáritas Española, como José Luis Pérez Larios, coordinador del equipo de Economía Solidaria, y el secretario general de la ONG de la Iglesia en el país, Sebastián Mora. «Apostar por ese tipo de economía centrado en la persona no es una ocurrencia de unas cuantas Cáritas, sino una opción de la Iglesia», añadió Mora.

Ambos han dado voz este miércoles al primer informe que elabora esta entidad «Economía Solidaria 2015 de Cáritas. Economía y personas. Cambiando el foco, cambiamos los resultados», según el cual la ONG acompañó en acciones formativas y de empleo a 72.493 personas a través de diversas iniciativas, como en algunas de las 45 empresas de economía social que hay en el país. De esta cantidad, un 21%, 15.348 personas, encontraron trabajo durante el año pasado gracias a esas acciones, 1.500 personas más que el año anterior. Se trata de la tasa más elevada de inserción laboral por las acciones de Cáritas: en 2011, por ejemplo, fue de un 16%, frente a un 19% del año 2014. En palabras de Mora, frente a unos políticos centrados en «mirarse el ombligo», que han perdido el «horizonte del bien común» y que están potenciando la «invisibilización de situaciones de injusticia», se pueden dar «buenas noticias» en el marco de acciones solidarias que atienden, individualmente, los problemas de cada persona. Además, ha querido reivindicar la labor social y el destino de las ayudas estos días que se cumple el primer aniversario del terremoto de Nepal y en plena resaca por la elevada cantidad de víctimas y daños materiales en el acaecido hace diez días en Ecuador.

Los españoles pasan de un 25% en 2009, al 53%

Antes de la celebración del Primer Día de Mayo, Cáritas también pone énfasis en la tendencia que ha invertido la crisis: si en 2009, el porcentaje de españoles «ayudados» a encontrar un trabajo era de un 25%, frente al resto que rean extranjeros, los datos de 2015 incluidos en el informe presentado en Madrid revelan que el 53% de las personas atendidas el año pasado son españoles. Más de seis de cada diez personas son mujeres (el 63%), la mayoría (un 31%) tienen entre 35 y 44 años. Aun con todo, se ha detectado el mayor crecimiento en el segmento de edad de más de 45 años, que alcanzan el 30% del total. Precisamente el perfil tipo de los demandantes de empleo a los que Cáritas ayudó fue éste, según describió Pérez Larios: mujer, española, de más de 35 años y estudios primarios o básicos. No en vano, la mitad de las personas apenas ha logrado terminar la Primaria y un 25%, la Educación Secundaria.

De la red de empresas volcadas en conseguir empleo social a personas en riesgo de exclusión, un ejemplo es Viveros «El Sembrador», cuya técnico comercial, Laura Puerto, explicó cómo durante al menos dos años forman a personas necesitadas de inserción social. Aprenden el quehacer del vivero de Hellín (Albacete), pero también y sobre todo habilidades en sus relaciones sociales. «Cuando terminan de formarse, no quieres que se vayan», ha dicho Puerto a ABC.

Cáritas contó durante el años pasado con el apoyo de 3.136 voluntarios y otras 818 personas contratadas volcadas con estos progrmas laborales.Destinó casi 47 millones de euros a acciones de economía solidaria, siete más que el año anterior y más del doble de los que invertía en 2007 y 2008 (23 millones de euros). Desde Cáritas, se ha instado a empresas y autoridades a velar por la inclusión social de personas como las que atiende la ONG: «Son aquellas personas inempleables para muchas agencias, porque no tienen estudios ni experiencia previa, han salido de prisión, son drogodependientes.... Estas son las personas de Cáritas». «Si la incertidumbre política y laboral golpea a las personas que tienen opciones, es mucho mayor incertidumbre para las que no las tienen», ha rematado Sebastián Mora.