Celebración del Día de la Marmota en Pensilvania
Celebración del Día de la Marmota en Pensilvania - EFE

Día de la MarmotaLa Virgen de la Candelaria, un Día de la Marmota a la española

En España, el refranero señala a los osos y cigüeñas como sucedáneo de la famosa marmota Phil para anunciar la primavera

MadridActualizado:

Como cada 2 de febrero, fecha que en Estados Unidos se celebra el Día de la Marmota, la marmota Phil sale de su madriguera en Punxsutawney, Pennsylvania, para hacer su peculiar pronóstico de la llegada de la primavera.

Pese a ser una tradición norteamericana, España también tiene su propio Día de la Marmota, también celebrado el 2 de febrero de cada año. Se trata del Día de la Virgen de la Candelaria y es el refranero español el que deja constancia de ello.

Así, existen numerosos refranes que, a falta de marmota, guían a los españoles a la hora de saber si la llegada de la primavera está a la vuelta de la esquina o no. En España, o bien se pronostica con la salida de los osos de sus oseras («Por la Candelera, sale el oso de la osera, pero si hace mucho frío se vuelve a ella»), o bien con el avistamiento de las cigüeñas («El día de la Candelaria, la cigüeñal en las campanas; y si no hace frío, la golondrina buscará su nido»).

Pero también existen numerosos refranes que indican cuándo llegará la estación primaveral en función de la meteorología que se produzca el 2 de febrero, tal y como reflejan los siguientes aforismos: «Si la Candelaria llora, el invierno está fuera; si no llora, ni dentro ni fuera», es decir, si amanece nublado el 2 de febrero, la primavera estará al llegar.

Similares refranes son «Si llueve por la Candelaria, apaga la brasa», que da a entender que si hay precipitaciones ese día, ya no será necesario volver a calentar las casas por el frío. Otras versiones de este proverbio son: «En vísperas de Candelero, invierno fuera o vuelta al brasero», y «Por la Candelaria, echa la brasa en el agua».

Otros refranes sobre el Día de la Virgen de la Candelaria son: «El día de la Candelera, invierno fuera; pero si no ha nevado y quiere nevar, invierno por comenzar»; «El día de la Candelora, que llueva o que no llueva, ya está el invierno fora, y si llueve y hace viento, el invierno sigue dentro»; o bien «Que la Candelaria llore o cante, invierno atrás y adelante».