Denuncia de quinientas familias por la marginación del castellano
Consuelo Santos Neyra, con la sentencia del Supremo - INÉS BAUCELLS

Denuncia de quinientas familias por la marginación del castellano

Convivencia Cívica lleva a los tribunales a la consejera catalana por «desacato»

BARCELONA Actualizado:

Cuatro meses después de que el Tribunal Supremo (TS) emitiera las tres sentencias que obligan a la Generalitat a aplicar el bilingüismo en el sistema educativo catalán, la consejera Irene Rigau sigue sin acatar lo ordenado por los tribunales. Convivencia Cívica Catalana (CCC) ha decidido pasar a la acción y ha anunciado que, finalizado el plazo fijado por la ley para acatar los fallos, solicitará «el procesamiento de Rigau por desobediencia a los tribunales».

Ejecución «forzosa»

La entidad pedirá también «mediante un escrito» la «ejecución forzosa» de las tres sentencias del Alto Tribunal, ya que, según denuncia el presidente de CCC, Francisco Caja, «con su incumplimiento se vulneran los derechos fundamentales». Consuelo Santos Neyra, una de las madres demandantes avalada por el Supremo, lleva seis años de lucha.

Por eso le parece «humillante» y «demencial» que «una consejera alardee de no cumplir la ley». «Todos debemos acatar lo que dice la justicia», recuerda la madre, que dice haber recibido el apoyo de mucha gente tras los fallos. «Muchos padres que temían denunciar la situación ahora ya no tienen miedo porque les avala la justicia», afirma a este diario.

Según ha podido saber ABC, son ya 500 las familias dispuestas a solicitar a la Generalitat una enseñanza bilingüe para sus hijos.