Vídeo: La Comunidad investiga el contagio. - IGNACIO GIL

SanidadMadrid investiga la muerte de un varón y el contagio de una enfermera por una peligrosa fiebre hemorrágica

La sanitaria está aislada en la UCI del Hospital Infanta Leonor y Sanidad ha confirmado que ambos tienen Crimea-Congo

MADRIDActualizado:

La Consejería de Sanidad de Madrid ha confirmadola muerte de un varón por fiebre hemorrágica y el contagio posterior de una de las enfermeras que le atendieron. El hombre falleció el pasado 25 de agosto en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, adonde fue trasladado tras recibir los primeros cuidados en el Hospital Infanta Leonor de Vallecas.

La segunda paciente es una enfermera de la UCI del propio Hospital Infanta Leonor que atendió al paciente fallecido. Ella se encuentra actualmente ingresada en la UCI de este centro en estado muy grave y con un posible fallo renal.

Al presentar síntomas similares al primer paciente, Madrid activó los protocolos de prevención y puso en aislamiento a la enfermera en espera de los análisis del Centro Nacional de Microbiología. Esta institución, dependiente del Ministerio de Sanidad, es la misma que estudió los casos de los cooperantes españoles durante la crisis del ébola.

Por la picadura de una garrapata

En esta ocasión, la sospecha se centra en otro virus hemorrágico: la fiebre de Crimea-Congo. Menos peligroso que el ébola, esta infección se transmite a los humanos por la picadura de garrapatas o estar en contacto con ganado. El contagio también se puede producir entre personas, cuando se entra en contacto con la sangre o los fluidos de un enfermo.

Estas vías de infección cuadrarían con los dos casos estudiados. El varón fallecido no viajó a ningún país exótico pero refirió haberse detectado la picadura de una garrapata tras dar un paseo por el campo en Ávila. Estos datos cuadrarían con este diagnóstico, y también con la forma de contagio de la enfermera. Aunque, de momento, es solo una sospecha que debe confirmar el Centro Nacional de Microbiología.

La consejería de Sanidad de Madrid remitió ayer las muestras al centro de Majadahonda y con los datos definitivos, ha confirmado este jueves que se trata de «Fiebre Hemorrágica Crimea Congo». Los análisis de las muestras de este tipo de pacientes entrañan un riesgo biológico extremo y solo deben llevarse a cabo en condiciones de máxima seguridad biológica.

Si se confirmara la infección hemorrágica, la paciente sería trasladada al Hospital Carlos III-La Paz, a la zona de aislamiento donde estuvieron los religiosos españoles con ébola y la enfermera Teresa Romero.

Buscando otros casos

Mientras, y como medida preventiva, las autoridades sanitarias madrileñas están elaborando una lista de las personas con las que pudieron estar en contacto los dos pacientes para hacer un seguimiento, en previsión de que puedan aparecer nuevos casos.

La fiebre hemorrágica es un proceso que cursa con fiebre alta y hemorragias. No hay una vacuna segura y eficaz disponible, ni un medicamento específico para la fiebre de Crimea-Congo. Se aplica un tratamiento de sostén contra los síntomas y en algunos casos un antiviral llamado ribavirina. La mejor fórmula de protección es evitar siempre la picadura de la garrapata.