Una madre pide que no se entregue la custodia de su hija de 10 años a su padre condenado por maltrato

La mujer, de 28 años, alega que el padre la dejó embarazada en un acto de abuso y también abusó de su propia hija, por eso incumplió el régimen de visitas de la niña

ToledoActualizado:

La Audiencia Provincial de Toledo dará a conocer en los próximos días si retira a una madre, Susana Guerrero, la custodia de su hija de 10 años y se la entrega al padre, que tiene una condena por malos tratos y que está denunciado por presuntos abusos sexuales sobre la menor. [ Escucha aquí la entrevista concedida por Susana Guerrero en la Cope]

«Me van a tener que matar para llevarse a mi hija», afirma Susana Guerrero, que ha presentado un recurso de apelación contra la sentencia de una juez de Talavera de la Reina (Toledo) que la obliga a entregar a la niña de diez años a su padre. La resolución de la Audiencia no se conocerá hasta dentro de varios días.

En declaraciones a Efe, la madre de la menor explica que el hombre estuvo en prisión por abusar de ella cuando tenía trece años y, posteriormente, fue condenado por violencia machista; además, ahora está imputado por presuntos abusos sexuales a su hija.

«Estoy pidiendo que, después de cuatro años de calvario judicial, protejan de una vez a mi hija. Yo acepto como madre que la justicia me fallara desde los trece hasta los veinte años, que me desprotegieran durante tantos años, pero no voy a aceptar que fallen a mi hija», asevera Susana, de 28 años y que desde hace unos años vive en Canarias.

La menor, que según su madre tiene «un 37% de menoscabo en su salud psíquica», no ve a su padre desde enero de 2014 y su intención es que no vaya con él, aunque la Audiencia Provincial de Toledo también dé la razón al padre, algo que teme.

«Los tres magistrados que han puesto en la Audiencia para decidir la custodia de mi hija son los mismos tres magistrados que resolvieron la denuncia que yo puse en contra de la juez y me condenaron a mí por mala fe», explica Susana, que intentó recusar a la magistrada.

En este sentido, añade: «No puedo decir que ahora me está maltratando él directamente, quien me está maltratando es el Estado, es la justicia, de forma directa esta jueza, se ha saltado todas las leyes.

«A mí hija no se la van a llevar y a traición mucho menos", asevera la madre de la menor, que cuenta con el apoyo de diferentes asociaciones».