Imagen de la chica de 19 años
Imagen de la chica de 19 años - Twitter

Una madre mata a su hijo a cuchilladas poco después de dar a luz

La joven, de 19 años, ocultó su embarazo y decidió deshacerse del bebé tras el parto

Actualizado:

Una joven de 19 años, Antonella Soledad Godoy, ha sido detenida en Argentina por asesinar a su bebé recién nacido a cuchilladas. La chica llevó su embarazo en secreto y al nacer el niño quiso deshacerse de él.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado 12 de mayo. Antonella dio a luz en el baño de su casa. Ante los gritos de la joven, su madre entró en el cuarto y se encontró al bebé herido. Lo envolvió en una toalla y, tras llamar a los servicios de emergencia, fue trasladado al hospital más cercano.

Allí, los médicos pudieron estabilizarlo al suturarle las heridas y lo derivaron a otro hospital, donde volvió a ser operado. Tras 13 horas de lucha, el bebé terminó falleciendo.

En declaraciones al medio argentino Clarín, sus amigas comentaban que «hacía 20 días que no aparecía por ningún lado, estaba recluida en su casa y nadie sabía que estaba embarazada». Es precisamente el hecho de que la joven no anunciara su embarazo lo que hace pensar que pudiera ser víctima de abusos sexuales. No obstante, la fiscal que lleva el caso dice que «de momento» no hay imputación por delito sexual.

La joven pertenece a una familia de clase media y «muy religiosa». Además, la zona en la que vive se caracteriza por la incidencia de los grupos pro vida y ella misma publicaba mensajes religiosos en sus redes. Tan solo dos días antes del parto escribió «No temas. Si Dios está contigo, tu victoria está segura». La fiscal ha pedido un informe pericial psicológico para certificar si la chica padece alguna enfermedad mental o ha sido víctima de abusos.

Antonella fue trasladada a la cárcel de San Rafael y aún no ha prestado declaración ante la Justicia. Se le acusa «homicidio agravado por el vínculo», un delito castigado con cadena perpetua en el país andino.