Kofi Annan insta a las empresas españolas a sumarse al Pacto Mundial de responsabilidad social corporativa

Madrid. Agencias
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, instó hoy a las empresas españolas a sumarse al Pacto Mundial (Global Compact) de responsabilidad social corporativa, elogiando al mismo tiempo a las

compañías que ya participan en la iniciativa lanzada por Naciones

Unidas y que en España ha tomado la forma de la llamada ´Mesa

Cuadrada´.

El mensaje de Kofi Annan fue leído por el director de la Oficina  del Pacto Mundial, Georg Kell, ante los 200 participantes de la  sesión organizada por el Instituto de la Empresa en Madrid para dar a

conocer las actividades de la sección española de este proyecto de la

ONU, a la que hasta la fecha se han sumado 194 entidades, entre

empresas, instituciones académicas, ONG, partidos políticos y

sindicatos.

Según Kofi Annan, el éxito de Global Compact en España es una  prueba "del compromiso de las empresas españolas" con la  responsabilidad social corporativa, que incluye fundamentalmente el

respeto de los Derechos Humanos y laborales y el Medio Ambiente.

"Envío mis felicitaciones más cálidas y espero que más empresas sigan

el ejemplo", añade el mensaje del diplomático ghanés.

Annan lanzó su particular desafío a las empresas desde el Foro de  Davos en 1999, y la iniciativa se confirmó con la creación formal del

Pacto al año siguiente. Según Kell, la idea básica es muy sencilla: "no puede darse por sentado que el liberalismo conlleva automáticamente la mejora de los niveles de vida".

En su opinión, las compañías deben ser conscientes de que pueden  ser parte de la solución al problema del desarrollo sostenible "a  partir de este mismo momento" en su propia área de influencia, y que "no hay que esperar" para implicarse en las cuestiones de responsabilidad social.

El Pacto Mundial no es un instrumento regulador ni de certificación y su adopción es voluntaria, por lo que su éxito depende del compromiso real de las empresas y de su aplicación práctica a nivel local. "Los cambios deben venir de los líderes y de líderes con poder crítico", apuntó el enviado de Annan.

En este sentido, recordó a los delegados presentes en el acto que  "el Pacto Mundia pertenece a sus participantes y son ellos quienes  deciden". "Global Compact sólo tendrá éxito si existe un compromiso

global de trabajar juntos", advirtió.

Cincuenta iniciativas

Actualmente, existen en todo el mundo unas 50 iniciativas de aplicación práctica del Pacto, incluyendo países como India, China o Panamá. Los países nórdicos por ejemplo han decidido asociar sus esfuerzos, mientras que en Sudáfrica, Alemania o Reino Unido ya han creado sus propias redes.

En España el proyecto se bautizó ´Mesa Cuadrada´; fue creado en  2002 con la participación de empresas, organizaciones del tercer sector, entidades académicas e instituciones sociales y políticas. Entre los ´socios´ destacan compañías como Telefónica, SCH, Repsol, Endesa, Ferrovial, Unión Fenosa, Cruz Roja, Intermón, Setem, la Fundación Rafel del Pino, el Instituto de Empresa, IESE, ICADE, CCOO, UGT, PP, PSOE y CiU.

"Hemos seguido muy de cerca el trabajo de la ´Mesa Cuadrada´ y es

una gran inspiración para el resto del mundo", aseguró Kell, calificando de "pionera" esta iniciativa. El secretario general del Pacto Mundial en Francia, Conrad Eckenschwiller, coincidió en esta apreciación, afirmando que la división francesa se ha inspirado en el modelo español.

"En la cultura empresarial francesa hasta ahora no se hablaba con las ONG porque los empresarios pensaban: ´esa gente lo que quiere es

matarnos´", bromeó Eckenschwiller, apuntando que el número de

empresas galas suscritas al Pacto ha pasado de ocho a 207 desde

principios de año, en parte gracias a la cooperación de la ´Mesa

Cuadrada´ española.

Durante los próximos meses, el Pacto Mundial en España comenzará con sus actividades prácticas, empezando por el inminente lanzamiento

de su ´Cuestionario de Implantación y Mejora Continua´. El próximo noviembre, Madrid, Barcelona y Galicia acogerán tres jornadas ´de

aprendizaje mutuo´, y a partir de diciembre se promoverán reuniones

mensuales en estos tres lugares. La culminación se producirá en marzo

o abril, con la celebración del I Congreso del Pacto Mundial en España.