Al actor de «Servir y Proteger» le encantan los platos de cuchara
Al actor de «Servir y Proteger» le encantan los platos de cuchara - Pipo Fernández
Yo me cuido

Juanjo Artero: «Hace un mes el cuerpo me dio un toque de atención»

Comenzó su carrera como actor a los 14 años y no ha parado. Para mantener ese ritmo confiesa saber cuidarse. Aunque hace un mes tuvo un pequeño susto

MadridActualizado:

El pasado 13 de marzo saltaron las alarmas cuando el actor Juanjo Artero, ingresó de urgencias en el Hospital Universitario de Fuenlabrada. Se encontró mal mientras rodaba una escena de un episodio de «Servir y Proteger». El día antes del ingreso notó algo raro, como un tirón en la espalda y calambres. «Era un tromboembolismo pulmonar. Me he llevado un susto muy grande, está claro que el cuerpo me ha dado un toque de atención, así que tendré que cuidarme más», confesaba a ABC.

Conocido también por las siglas TEP es la oclusión o taponamiento de una parte del territorio arterial pulmonar (vasos sanguíneos que llevan sangre pobre en oxígeno desde el corazón hasta los pulmones para oxigenarla) a causa de un trombo que procede de otra parte del cuerpo. A sus 52 años -cumplirá 53 en junio- es uno de los actores con más actividad profesional. Acaba de cumplir 40 años como actor, aunque comenta que «parece que fue ayer cuando empezaba con esto» y es que con tan solo 14 años se dio a conocer por su personaje de Javi en «Verano azul». En la actualidad está en el teatro con «Aguacates» de Tirso Calero, guionista también de «Servir y Proteger», la serie de la sobremesa de La 1 en la que a Artero se le puede ver como el comisario Emilio Bremón. Por si esto no fuera suficiente también está de gira con «El marido ideal» de Óscar Wilde.

En su día a día es un defensor cien por cien de la dieta mediterránea y de los platos de siempre «son muchos mis platos favoritos, pero donde estén unos huevos fritos con patatas o mejor un arroz a la cubana...». También se mantiene en forma: «Todas las mañanas hago en casa ejercicios, estiramientos. No tengo mucho tiempo para ir al gimnasio. Lo que sí me gusta es salir a correr».

«En el catering hay ensaladas, pero si ese día hay legumbre... Soy muy de platos de cuchara»
«Me gusta comer; pero conozco mis límites y me controlo. El hambre está metida en nuestros genes»
«No soy hipocondriaco, pero me da miedo perder cualidades como la memoria»
«Lo más relajante para mí es estar en mi huerto con mis tomates»
«El chocolate negro me pierde en todas sus variedades»
«Mi plato favorito: huevos fritos con patatas o arroz a la cubana»
«Hasta que no entra bien la mañana no me tomo ni un café. Después, hasta huevos revueltos»
«Hay ocasiones en que hay cosas que me apetecen y no las como. Eso me hace entrar en crisis»
«Mis lentejas: la primera cocción en la cocina y el último toque en un fuego de leña... comida de dioses»
«Todas las mañanas hago en casa estiramientos. No tengo mucho tiempo para ir al gimnasio»