Johnson & Johnson retirará componentes químicos peligrosos de sus productos
Anaqueles con algunos productos de la marca Johnson & Johnson - reuters

Johnson & Johnson retirará componentes químicos peligrosos de sus productos

Entre los compuestos eliminados está el formaldehído del que ya la Organización de Consumidores y Usuarios había alertado que era cancerígeno

maría g. picatoste
corresponsal en nueva york Actualizado:

Tras años barajando la idea, Johnson & Johnson ha decidido dar un gran paso: ser la primera gran empresa en retirar de los productos de todas sus marcas una lista de componentes químicos de dudosa fiabilidad.

La empresa, uno de los fabricantes más grandes del sector de los productos de belleza y el aseo, anunció en 2011 que para 2013 suprimiría diversos componentes químicos de sus productos para bebés como los jabones de ducha y champús de la marca Johnson’s Baby. Ahora, casi un año después, han extendido su compromiso a sus productos y marcas para adultos como Neutrogena, Clean & Clear, Roc o Piz Buin; un reto que esperan completar en 2015.

Entre los ingredientes que desaparecerán de toda su oferta está el formaldehído, un compuesto que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recuerda que tiene efectos cancerígenos demostrados. Otras sustancias en la lista negra son los parabenos, el 1,4 dioxano y los ftalatos, todos ellos en el punto de mira por sus posibles efectos cancerígenos aún no probados.

Johnson & Johnson ha tomado la decisión en parte para proteger las necesidades de quienes consumen sus productos. Pero también por una razón de imagen. Durante años, esta y otras grandes empresas de su sector han sido criticados por grupos de consumidores y ecologistas que les reprochaban el uso de elementos químicos dañinos tanto para quienes los emplean, como para el medio ambiente.

«Hay un vigoroso debate público sobre qué ingredientes deberían y no deberían estar en nuestros productos de cuidado personal y cómo deben estar regulados», explicó el miércoles en un comunicado Susan Nettersheim, vicepresidenta de Gestión de Producto y Toxicología de la compañía.

Nettersheim señaló que, aunque los ingredientes en cuestión son seguros según los estándares de los países donde se comercializan, los van a eliminar para garantizar que sus consumidores «estén tranquilos al traer nuestros productos a sus hogares».

Para avalar la decisión, Johnson & Johnson anunció también el lanzamiento de una web donde responderán a todas las dudas y preocupaciones que sus productos susciten entre sus consumidores.