El pesquero de ballenas japonés Nisshin Maru tras cazar tres ejemplares en el Océano Austral en 2013
El pesquero de ballenas japonés Nisshin Maru tras cazar tres ejemplares en el Océano Austral en 2013 - EFE

Japón abandona la comisión de protección de ballenas y reanudará la caza de estas con fines comerciales

Los balleneros nipones reanudarán sus actividades en sus aguas territoriales y en su zona económica exclusiva

Actualizado:

Japón ha anunciado que ha decidido retirarse de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) y ha comunicado que reanudarán la caza de ballenas con fines comerciales desde julio próximo.

La decisión ha sido dada a conocer por el ministro portavoz del Gobierno, Yoshihide Suga, quien ha indicado que los balleneros nipones reanudarán sus actividades en sus aguas territoriales y en su zona económica exclusiva.

La CBI fue creada hace siete décadas para garantizar la preservación de esos cetáceos y evitar su caza indiscriminada en los océanos.

Japón era miembro de la CBI desde el 21 de abril de 1951 y hasta ahora había respetado la moratoria en la caza comercial de la ballena acordada en 1982, aunque organizaciones animalistas aseguran que existía una caza comercial encubierta.

Suga dijo que, a partir de su retirada, el país actuará como observador en el seno de la organización y aseguró que el Gobierno de Tokio sigue comprometido en el manejo de los recursos marinos de acuerdo con datos científicos.

El comunicado oficial difundido por Suga indica que la decisión se ha adoptado al estimar que «una modificación de la moratoria no se ha considerado apropiadamente».