En Rusia, los hombres deben agasajar, hacer un obsequio o cursar una invitación a las mujeres
En Rusia, los hombres deben agasajar, hacer un obsequio o cursar una invitación a las mujeres - ABC

Día Internacional de la MujerCómo se celebra el 8 de marzo en todos los rincones del mundo: diferentes tonos para un grito global

El Día de la Mujer se llama Internacional, pero hay países que la han trasladado por motivos de raigambre nacional a otra fecha. De todas las propuestas, la rusa es tentadora: los hombres agasajan con regalos a las mujeres por su esfuerzo continuo

Actualizado:

Los colectivos feministas de cada país convocan para este viernes un sinfín de actos reivindicativos. La celebración del Día Internacional de la Mujer va «por barrios», y mientras en algunos lugares, como Rusia, la costumbre es la de «agasajar» a las mujeres; otros países, como España, deciden desde hace dos años «parar» el ciclo del hogar, la familia y tomar la calle. En esta ocasión, en nuestro país hay previstos más de 500 actos, teniendo como punto de encuentro central la manifestación que partirá desde Atocha, en Madrid, a las 19.00 horas. La huelga es «solo para mujeres», un extremo que ha sido criticado por entidades sociales y políticas. De hecho, las mujeres del PP se han borrado de la convocatoria en nuestro país ante la redacción de un manifiesto «profundamente politizado y partidista».

La efeméride está llamada a la concienciación, en todo caso, de todos, por cuanto los estudios muestran que uno de cada tres hombres en España cree que no existe la desigualdad de género. Otros varones, como el filósofo José Antonio Marina reflexionan, en cambio, acerca de que el «feminismo [bien interpretado] es un fenómeno reivindicativo, plural, com plejo, cambiante y, fundamentalmente, justo». Y así de variable se manifiesta en cada país:

123456789
  1. Huelga general en Italia

    Innumerables son los actos organizados en toda Italia con motivo de la Jornada Mundial de la Mujer. Destaca, sobre todo, la huelga general durante 24 horas, en el sector público y privado, convocada por tercer año consecutivo por la plataforma italiana «Non una di meno», informa desde Roma el corresponsal de ABC Ángel Gómez Fuentes.

    No se trata solamente de un paro en el trabajo, sino también se proclama el abstenerse en el consumo y de toda actividad «formal o informal, gratuita o retribuida». «Non una di meno» se inspira en el histórico movimiento «NiUnaMenos» mexicano y argentino, que lucha contra la violencia de género en todas sus formas: opresión, explotación, diferencia salarial entre hombres y mujeres, sexismo, racismo…

    El objetivo de la plataforma en Italia es ocupar el espacio que corresponde a las mujeres en la sociedad, en todo lo relativo al cuerpo, la vida y el trabajo. El movimiento ha organizado manifestaciones en setenta ciudades italianas, al igual que se hizo el año pasado. En el comunicado de la convocatoria las feministas explican el por qué es necesario protestar: «Nos matan en las casas y en las calles, nos pagan menos, nos explotan y discriminan por el color de la piel o por nuestro origen, y también porque a muchas de nosotras nos dejan morir en el mar, después de ser torturadas en Libia».

    Con la huelga se pretende también protestar contra algunas políticas del gobierno de coalición populista, en particular contra «la ley Salvini» (ministro del Interior, líder de la Liga) sobre la inmigración y la propaganda racista que la sostiene y la falta de respuesta del gobierno en materia de prevención del feminicidio. A la huelga se han adherido algunos sindicatos.

    Entre las motivaciones de la huelga se destaca que Italia, por lo que se refiere a la desigualdad de género, se encuentra en el puesto 57 en una lista de 144 países analizados, según el informe del World Economic Forum. Concretamente, en desigualdad salarial Italia se sitúa en el 127º lugar. Las trabajadoras italianas perciben el 30 por 100 menos de salario que sus colegas hombres.

  2. Alemania

    Hay huelgas en algunas ciudades, como Leipzig y Rostok, emulando el paro masivo de España el año pasado. En Alemania el Frauentag (Día de la Mujer) venía siendo tradicionalmente una jornada de reivindicación en el ámbito educativo, con el muy extendido programa Girls Day. Las chicas quedan exentas de acudir al colegio si realizan una jornada de prácticas en un sector tradicionalmente asociado al género masculino, como los bomberos o la cirugía cardiovascular, informa Rosalía Sánchez, corresponsal de este periódido en Berlín.

    Este año, sin embargo, la ciudad-estado de Berlín ha convertido el viernes 8 de marzo en una jornada festiva en el calendario laboral, de forma que las empresas y comercios cierran, al igual que los colegios. El Arzobispo de Berlín, Reiner Koch, ha criticado esta decisión «por no haber tenido en cuenta la opinión de los berlineses, que en las encuestas se declararon mayoritariamente a favor de convertir en festivo el 9 de noviembre, la fecha de aniversario de la caída del Muro de Berlín». «El compromiso con la libertad de la mujer es una tarea política y social muy importante», ha dicho Koch, «es también tarea de la Iglesia, pero debería aplicarse a todas las opciones de la mujer, y en ese sentido vemos que las ayudas y pensiones de las mujeres que dejan de lado sus carreras para cuidar a sus hijos son discriminatorias y explotadoras».

    En la ciudad de Hamburgo, aunque no será festivo laboral, el ayuntamiento estará abierto al público, acogiendo un foro de discusión especialmente enfocado a la mujer musulmana y ofrecerá una fiesta popular a partir de las 18.00 horas bajo el lema «báilate libre».

  3. Chile

    Con un #SuperLunesFeminista numerosas organizaciones y colectivos de mujeres chilenas dieron inicio a una semana de actividades que culminarán el viernes, con marchas en todo el país y el intento por realizar por primera vez una huelga general feminista, informa Libio Pérez desde Santiago de Chile.

    La acción más visible de este lunes ha sido los cambios de nombre a más 120 estaciones del metro de Santiago, que mayoritariamente tienen nominaciones vinculadas a lugares, barrios o a personajes masculinos. Fue así como en las estaciones fueron rebautizadas por nombres de artistas como Violeta Parra y Margot Loyola, activistas feministas como Julieta Kirkwood y Elena Caffarena, o mujeres asesinadas en dictadura como Carmen Bueno y Lumi Videla.

    Las actividades previstas para esta semana incluyen nuevas intervenciones urbanas y artísticas, marchas locales, y una protesta con cacerolas programada para el jueves, víspera del 8 de marzo.

    Numerosas organizaciones sociales de mujeres están detrás de las convocatorias, entre ellas la Coordinadora Feminista 8 de Marzo, una coalición que cada año organiza las marchas conmemorativas del Día Internacional de las Mujeres y que en Chile cada versión ha sido más masiva que la anterior.

    Este lunes también irrumpió una manifestación con más 200 mujeres que cortaron el tráfico vehicular en la Alameda, la principal arteria de Santiago de Chile. Se trataba una movilización de Ukamau («Así somos» en la lengua aimara), un colectivo de los «sin casa». Otros grupos, como los estudiantiles, intervinieron centros comerciales y sus propios centros de estudios.

    Los preparativos para las actividades suman meses, incluidas las coordinaciones internacionales que han realizado sus dirigentes, sobre todo con las feministas de Argentina, Brasil y otros países de América Latina.

    Las demandas que ponen relieve las organizaciones feministas se resumen en una decena: Fin a la violencia contra las mujeres; trabajo digno y estable; acceso a vivienda digna; nueva ley de migraciones con enfoque de derechos y género; verdad y justicia para las causas por crímenes de la dictadura; ley de medios con perspectiva feminista; desmilitarización de los territorios mapuche; fin a zonas de sacrificio por actividades de extracción minera o alta contaminación ambiental; tipificar en la ley penal los delitos de incitación al odio; y educación no sexista, laica y anticolonial como derecho social.

  4. Asia

    En China, el Día de la Mujer Trabajadora coincide con la reunión anual del Parlamento orgánico del régimen, que empieza mañana, y se recuerda con actos, homenajes y flores, pero no con manifestaciones porque, por lo general, están prohibidas en este país. Como cualquier otra festividad, el autoritario régimen de Pekín utiliza este día para hacer propaganda de sus bondades alardeando de la integración laboral femenina, que es mayor que en otros países pero tiene un «techo de cristal» en los altos puestos directivos y políticos, informa el corresponsal en Asia de ABC Pablo M. Díez.

    En Japón, uno de los países menos desarrollados con menor integración laboral de la mujer, habrá actos conmemorando la fecha, pero no manifestaciones ni protestas políticas.

    En Corea del Sur hubo el año pasado manifestaciones denunciando los abusos sexuales dentro de la campaña del #MeToo, pero tampoco tenían una motivación política.

  5. Rusia agasaja a las mujeres

    En Rusia no habrá el 8-M ni huelgas, ni manifestaciones multitudinarias. Será un día dedicado más bien al consumismo como durante las fiestas navideñas. Las féminas serán agasajadas con todos tipo de regalos, flores e invitaciones a cenar. El presidente Vladímir Putin las dirigirá un mensaje televisivo de felicitación.

    Las organizaciones feministas han convocado, no obstante, actos en contra de la violencia de género en 15 ciudades del país, entre ellas Moscú y San Petersburgo, que incluirán alguna marcha, piquetes y, sobre todo, conciertos de grupos musicales constituidos por mujeres. El lema de la convocatoria es «ella no tiene la culpa, la tiene el maltratador», aludiendo a la idea machista dominante en Rusia de que son ellas quienes provocan la reacción violenta de sus parejas.

    En Rusia el Día de la Mujer es festivo oficialmente desde 1965 y puede que este año, pese a la previsible escasa movilización reivindicativa, sea el de mayor nivel de protesta feminista de los últimos decenios. El año pasado hubo contados piquetes, uno de ellos reunió a poco más de dos decenas de personas frente al edificio de la Duma (Cámara Baja del Parlamento ruso) en la capital rusa para denunciar los casos de acoso sexual protagonizados por un diputado. Entre las presentes estuvo la estrella televisiva y candidata a las elecciones presidenciales, del año pasado, Ksenia Sobchak.

    Según las convocantes de la protestas de esta ocasión, cada año mueren en Rusia 14.000 mujeres víctimas de la violencia machista y unas 36.000 sufren maltrato. La ONG Human Rights Watch (HRW) han instado repetidamente a las autoridades rusas a aprobar urgentemente una ley que proteja a la mujer. La lucha contra esta lacra sufrió en 2017 un serio retroceso en Rusia al aprobarse una ley que despenaliza el maltrato o lo rebaja a simple falta administrativa cuando no hay daños físicos importantes. Además, en 2018, los legisladores rechazaron un proyecto de ley sobre igualdad de género que había estado olvidado en el cajón durante 15 años.

  6. Sudáfrica

    No está prevista ninguna huelga en Sudáfrica, he contactado con las embajadas española y francesa para conocer si tienen previsto algún acto/demostración para apoyar las huelgas de España, Argentina, etc el 8 de marzo. La francesa ha convocado a varios CEO de empresas, expats, etc y hace una recepción privada en el consulado. A ver si puedo hablar con España, informa desde Johannesburgo Alba Amorós.

    En Sudáfrica el Día de la Mujer se celebra el 9 de agosto, es un día festivo a nivel nacional y conmemora el aniversario de la marcha de unas 20.000 mujeres de 1956 hacia los Edificios de la Unión (Pretoria) para protestar contra de «libros de referencia» (documentos de identificación especiales que infringían su libertad de movimiento durante la era del apartheid) que debían llevar los negros. Se empezó a celebrar esta fecha en 1994 con la llegada de la democracia al país.

  7. Francia celebra incluso a sus reinas y princesas

    En Francia, el 8-M tiene una «celebración» muy ecuménica y nada conflictiva, con actividades que van del feminismo radical al recuerdo de las princesas y reinas de Francia, informa el corresponsal de ABC en Francia, Juan Pedro Quiñonero.

    Medio centenar de organizaciones feministas de la más diversa sensibilidad (de la mujer inmigrante a chicas radical chic) han convocado una huelga general feminista, recordando que el 52 % de la población francesa son mujeres. El carácter «general» de la huelga es altamente simbólico.

    La jerarquía religiosa de la Basílica de Saint-Denis, donde están enterrados muchos de los reyes y reinas de Francia, ha organizado, por su parte, una exposición consagrada al recuerdo de las reinas y princesas de Francia.

    Entre esos dos «extremos», el 8-M francés tiene muchos rostros, poco polémicos, en toda Francia, donde muchas alcaldías y asociaciones de muy diversa sensiblidad, de izquierda y derecha, han organizado citas, festivales, cenas, copazos y programaciones especiales.

    En la periferia de París, en Creteil, por ejemplo, se celebra desde hace años, un Festival de cine femenino, sin mucha polémica y una clientela entre tradicional y multi cultural.

    Varias organizaciones han organizado una velada (entre aperitivo, copazo y merándola-cena), con un programa muy ecuménico: mesas redondas, para discutir de problemas del día; debates sobre el estatuto de la mujer trabajadora, cuadro, funcionaria o dirigente de empresas; animaciones musicales, con participación «masiva» de mujeres de jovencísimas, jóvenes y menos jóvenes, que no estarán forzosamente solas, ni mucho menos.

    El Estado no tiene ninguna participación particular en la jornada. Existe una secretaria de Estado consagrada a la igualdad hombres y mujeres, que hace lo que puede a lo largo de todo el año.

  8. Luto nacional y huelga general en Portugal

    Portugal convoca por primera vez una huelga feminista el 8 de marzo, bajo el mismo lema que en España: «Si las mujeres paran, el mundo para». Su principal reivindicación es acabar con la desigualdad salarial, en un país donde ellas cobran una media de 225 euros menos al mes que ellos, informa desde Lisboa Francisco Chacón.

    La denominada Red 8 de Marzo, plataforma transversal impulsora, pone el foco en tres líneas de actuación: la estudiantil, las tareas domésticas y el consumo de bienes o servicios. Es decir, el plan consiste en no acudir a las aulas, no lavar, limpiar o planchar en casa y no ir a los centros comerciales a comprar ningún tipo de producto.

    La gran novedad respecto a otros países radica en que el día anterior, este 7 de marzo, el país vecino ha decidido celebrar un «día de luto por la violencia doméstica», debido a que son ya 11 las mujeres que han perdido la vida en Portugal a manos de sus parejas o exparejas en lo que va de año. Una cifra récord en los últimos años.

  9. Reino Unido

    En Reino Unido desde el día 7 de marzo hasta el 12 de marzo la agenda del país se llena de exposiciones, charlas, proyecciones de películas y eventos musicales para celebrar el día internacional de la mujer. Diversas asociaciones feministas y que solicitan la igualdad entre hombres y mujeres organizan estos eventos que tienen un especial protagonismo en Londres, informa Iván Alonso desde Londres.

    El año pasado, el país celebró el centenario de las sufragistas y los 100 años desde que las mujeres pudieron votar por primera vez en Gran Bretaña. Este año estas asociaciones volverán a solicitar el cierre de la brecha salarial que aún afecta a un gran porcentaje de mujeres trabajadoras en Reino Unido y reclamaran más medidas de protección frente al acoso sexual que muchas de ellas siguen sufriendo. Este año no hay una manifestación orquestada para ese día o para el fin de semana.

    El año pasado fue el día 4 de marzo cuando la asociación MarchforWomen organizó una marcha alrededor del Parlamento británico a la que acudieron decenas de miles de mujeres.