Los cuatro turistas alemanes detenidos por la presunta violación de una joven alemana entran a disposición judicial en los juzgados de Palma
Los cuatro turistas alemanes detenidos por la presunta violación de una joven alemana entran a disposición judicial en los juzgados de Palma - EFE

Ingresan en prisión dos de los cinco turistas alemanes detenidos por violar a una compatriota en Mallorca

La juez decreta libertad con cargos para dos de los sospechosos vinculados a este caso, mientras que el quinto joven supuestamente implicado demostró tener una coartada

Palma de MallorcaActualizado:

La juez de guardia en los Juzgados centrales de Palma decretó este sábado por la noche prisión provisional comunicada y sin fianza para dos de los cinco turistas de nacionalidad alemana y origen turco detenidos entre el jueves y el viernes por su presunta vinculación con la violación grupal de una compatriota, de 18 años de edad. El suceso tuvo lugar en la noche del miércoles en la zona turística de Cala Rajada, en el municipio mallorquín de Capdepera.

En la resolución, la juez atribuye a los dos principales sospechosos de este caso un presunto delito de agresión sexual. La magistrada decretó también esta noche libertad con cargos para los otros dos sospechosos que, junto a los ya citados, permanecían aún detenidos. Cabe recordar que el quinto turista supuestamente implicado en este caso había quedado ya en libertad hace dos días, al disponer de una coartada exculpatoria.

El caso de esta violación grupal fue conocido el pasado jueves por la mañana, cuando la Guardia Civil informó de la detención de cuatro sospechosos en el aeropuerto de Son Sant Joan, cuando estaban a punto de embarcar en un avión para abandonar la isla. Como se ha indicado, de los cuatro, uno fue puesto en libertad el mismo jueves, tras comprobarse que no había estado en el lugar de los hechos cuando se produjo la agresión sexual. Por lo que respecta a los otros tres sospechosos arrestados en Son Sant Joan, los investigadores pensaban que dos podían estar directamente vinculados con la violación y que el tercero podía ser un presunto encubridor.

Investigación en marcha

Las pesquisas iniciadas por la Guardia Civil permitieron detener el viernes en Cala Rajada a un quinto joven, hermano de uno de los sospechosos, por su presunta vinculación con el caso. Por lo tanto, este sábado comparecieron ante la juez tres de los cuatro turistas detenidos en Son Sant Joan más el que fue arrestado el viernes en Cala Rajada. Los cuatro fueron trasladados a los Juzgados centrales de Palma en la mañana de este sábado, tras descartarse que fueran a prestar declaración en los Juzgados centrales de Manacor, posibilidad que se había barajado al haber tenido lugar el suceso en el municipio próximo de Capdepera. En cualquier caso, el sumario sí será remitido a Manacor.

La declaración de los cuatro sospechosos ante la juez de guardia no se produjo hasta bien entrada la tarde. Previamente, cuando por la mañana llegaron a los Juzgados, proclamaron su inocencia ante los medios presentes en el lugar. Una vez iniciada ya su comparecencia ante la magistrada, los dos supuestos autores materiales de la violación dijeron que el sexo con su compatriota habría sido consentido, mientras que los otros dos sospechosos negaron haber encubierto o apoyado a sus compañeros.

Como se ha indicado, los hechos ocurrieron en la noche del pasado miércoles. Según los testimonios recogidos por la Guardia Civil durante su investigación, los turistas que luego serían detenidos conocieron a la mencionada joven en una zona de ocio de Cala Rajada. Tras charlar durante un rato, la joven accedió a ir al hotel en el que se alojaban. Ya en el edificio, los dos principales sospechosos de este caso habrían atacado sexualmente a la víctima en una de las habitaciones. En concreto, uno la habría inmovilizado y el otro la habría violado.

Tras salir del hotel, la víctima presentó una denuncia y fue trasladada luego a un centro hospitalario, en donde los facultativos que la atendieron detectaron lesiones compatibles con una agresión sexual. Un reconocimiento posterior llevado a cabo este sábado por un médico forense confirmó ese primer diagnóstico. Además, la joven se reafirmó en su denuncia originaria de que efectivamente había sido violada.