El trabajador denuncia que su jefe entraba todos los días en una oficina sin ventanas y descargaba sus flatulencias
El trabajador denuncia que su jefe entraba todos los días en una oficina sin ventanas y descargaba sus flatulencias - ABC

Un ingeniero australiano denuncia a su jefe por acosarle con pedos todos los días

El Tribunal de Apelaciones de Melbourne ha desestimado su caso

Actualizado:

David Hingst, un ingeniero de Melbourne de 56 años, denunció a su antiguo jefe por ponerle el trasero encima y tirarse pedos, pero el caso ha sido desestimado por segunda vez en el Tribunal de Apelaciones de Melbourne. Hingst no se da por vencido y ha prometido que lo llevará al Supremo.

Para Hingst, el comportamiento de su exjefe era una forma de acoso laboral, pero el tribunal no lo ha considerado así y le condena además a pagar las costas.

El ingeniero describió ante la Corte cómo su superior entraba en su pequeña oficina sin ventanas, se tiraba un pedo y se iba. Y así hasta cinco o seis veces al día. También le acusó de insultarle por teléfono y con gestos.

Hingst asegura que sufre un trauma psicológico como resultado de la intimidación y no ha regresado a trabajar desde que fue despedido de dicha emprsa hace una década.

Su reclamación de 1,8 millones de dólares incluye una compensación por la pérdida de ganancias pasadas y futuras, ya que su salario en la compañía era de unos 100.000 euros por su trabajo de diseño e ingeniería en proyectos de construcción.