Comedor social de las Siervas de Jesús de la Caridad
Comedor social de las Siervas de Jesús de la Caridad - Ernesto Agudo

¿Por qué la Iglesia ingresa más dinero del IRPF si tiene menos «x»?

Recibe 256,21 millones de euros, la cifra más alta desde que entró en vigor el nuevo modelo de asignación tributaria pero pierde contribuyentes

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Iglesia recibirá este año más fondos que nunca de la Asignación Tributaria pese registrar la mayor caída de su historia en el número de declaraciones. Durante la campaña de la Renta de la pasada primavera (ejercicio fiscal 2016) la cantidad destinada por los contribuyentes a esta institución alcanzó los 256,21 millones de euros, siete millones más que el año anterior. Se trata de la cifra más alta desde 2007 cuando se puso en marcha el actual modelo de financiación de la Iglesia a través de la asignación tributaria.

Pese al buen dato, el número de declaraciones que llevaron la «x» en la casilla de la Iglesia disminuyeron un 1,39 por ciento y por primera vez en nueve años se situó por debajo el 34%. ¿Por qué la Iglesia ingresa más dinero del IRPF si tiene menos «x»?

La Iglesia recibe el 0,7% de lo que pagan por IRPF los contribuyentes que marcan la «x» en su declaración, independientemente de que a su vez marquen también la «x» a otros fines sociales. Y el IRPF es un impuesto progresivo, de modo que los que más ganan pagan más. En el ejercicio fiscal 2016, el conjunto de contribuyentes españoles, y también los que optaron por marcar la «x» para la Iglesia católica, pagaron más por IRPF porque declararon más rentas. Eso explica que aunque hubiera menos declaraciones a favor de la Iglesia se recaudara más.

El gerente de la Conferencia Episcopal aportó este martes una razón más. Durante el ejercicio fiscal 2016, el número de asignaciones aumentó entre las rentas situadas partir de los 30.000 euros brutos anuales y descendió en los tramos anteriores a esa cantidad. En total, hubo 23.672 declaraciones más entre los contribuyentes que declaran rentas superiores a 30.000 euros. Esto quiere decir que la cantidad asignada aumenta porque aunque haya menos declaraciones, las que llevan la «x» pertenecen a las rentas más altas y pagan más IRPF.