Ibiza
Ibiza - ABC

Ibiza destrona a Barcelona como la ciudad con más nivel socioeconómico del país

Municipios de tamaño medio, con Toledo y Guadalajara a la cabeza, presentan las mejores condiciones de salud

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

España ha desbancado a Italia como el país más saludable del mundo, ha dicho esta semana el último Índice Bloomberg (el Bloomberg Healthiest Country), que compara 197 países. Buena parte de ese primer puesto (ocupábamos el sexto lugar hace solo un año) es responsabilidad de ciudades como Toledo y Guadalajara, que se revelan como las que mejores condiciones de salud presentan, concluye otro informe, presentado ayer en la Fundación BBVA. En la completa monografía, titulada «Las Áreas Urbanas Funcionales en España: economía y calidad de vida», Ibiza, con una renta media por hogar de algo más de 32.000 euros al año (el promedio nacional es de 26.436), destrona a Barcelona como la ciudad con más nivel socioeconómico del país.

Made with Flourish

Los responsables del estudio, Francisco J. Goerlich y Ernest Reig, del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, explicaron ayer cómo han cribado las 73 áreas urbanas identificadas en España, con más de 50.000 habitantes cada una, en tres segmentos diferentes: en base a sus parámetros socioeconómicos, a las condiciones del medio urbano y a las de salud.

La primera tabla la lidera Ibiza, un municipio con altas rentas y posibilidades, pero con el lastre de habitabilidad, sobre todo en términos de vivienda. Barcelona es la segunda del ranking, seguida de San Sebastián y Madrid.

Más allá de la innegable calidad de vida que se puede constatar y disfrutar en la isla pitiusa, uno de los grandes problemas que existen en Ibiza es la dificultad para poder encontrar una vivienda, tanto porque los precios de los alquileres son en la actualidad muy elevados como porque cada vez van quedando menos casas o pisos disponibles.

Esa circunstancia condiciona de alguna manera la posible llegada de trabajadores foráneos a la isla. La opción de encontrar trabajo en Ibiza en temporada alta es relativamente fácil, en especial, en el campo de la hostelería. Mucho más difícil suele resultar, como se ha señalado, poder alquilar una vivienda a un precio razonable durante esos meses, como van descubriendo en estos últimos años quienes vienen de fuera.

En ese contexto, empieza a ser cada vez más habitual que se alquilen sólo habitaciones, terrazas o incluso furgonetas a trabajadores eventuales en lugar de pisos o apartamentos, con precios que pueden situarse incluso en torno a los 700-800 euros mensuales.

Reparto del conocimiento

El sistema urbano español está dominado por la ciudad condal y la capital, dijo Reig, que son las dos más confortables (según parámetros que van de la presencia de áreas verdes a la accesibilidad al aeropuerto).

De los tres apartados, el más llamativo es el relativo a la salud, que «democratiza» en cierta medida a todas las áreas geográficas, subrayaron los expertos. No sigue un criterio homogéneo y en las primeras posiciones aparecen núcleos urbanos más pequeños. Toledo y Guadalajara comandan el listado donde Barcelona cae hasta la decimotercera posición. Elche está en séptimo lugar, y La Orotava (Santa Cruz de Tenerife), en el octavo.

También está repartida la llamada «economía del conocimiento», que protagoniza un fenómeno curioso. Universidades y centros de investigación están logrando retener el talento en las ciudades donde se encuentran. De este modo, Santiago de Compostela, Granada y Salamanca, urbes netamente universitarias logran, sin ser las más grandes, tener los índices más elevados de profesionales altamente cualificados. No obstante, los directivos y puestos de poder siguen monopolizados, en un 90% de los casos, en Madrid y Barcelona. Los investigadores infieren cómo, a pesar del progreso de las tecnologías que facilitarían el trabajo en zonas despobladas, las actividades productivas no se han deslocalizado de las ciudades.

La fotografía que ofrece el informe es un país profundamente urbanizado, donde las ciudades han pasado de albergar al 50% de la población a comienzos del siglo XX a un 87%. En el mundo rural solo se ha quedado el 13% de la ciudadanía. Las capitales de provincia han quintuplicado su población mientras el 70% de sus municipios pierden residentes. Ambos fenómenos, coexistentes, se han producido en el mismo lapso de tiempo: desde 1900 hasta la actualidad. Dieciséis áreas urbanas del país se «comen» el 80% del PIB nacional.

El tamaño medio de los municipios españoles es de 600 habitantes, muy reducido. Francisco J. Goerlich destacó que las áreas urbanas que mejor se están comportando actualmente en aspectos sociodemográficos son las de tamaño medio, por cuanto la «prestación de servicios está garantizada, y a menor coste que en municipios saturados o zonas despobladas», defendió.