VÏDEO: Así ha quedado el norte de Bahamas tras el paso de Dorian - Reuters/ ATLAS

El huracán Dorian gana en tamaño camino a la costa de Estados Unidos

Su fuerza cae a categoría 2, con vientos sostenidos de unos 170 kilómetros por hora

Nueva York Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El huracán Dorian continuaba ayer martes batiendo el Norte de Bahamas, con un resultado todavía difícil de calibrar pero que las autoridades pronosticaban que fuera catastrófico. Dorian tocó la costa de las islas Abaco el domingo con categoría 5, la máxima para un huracán, y ayer seguía atravesando el archipiélago. Las primeras imágenes muestran regiones enteras bajo las aguas y devastadas. Aunque su fuerza se había mitigado hasta caer a categoría 2, con vientos sostenidos de unos 170 kilómetros por hora, su caminar era muy lento, lo que podría hacer la situación todavía más peligrosa. Según un análisis de Robert Rohde, científico de Berkeley Earth, Dorian es el huracán más lento en la historia del Atlántico desde que se tienen registros. Se movió durante un periodo de un día a solo dos kilómetros por hora, descargando lluvias torrenciales y vientos muy fuertes por un periodo más largo al que acostumbran los huracanes.

Dorian está considerado el peor huracán en la historia de Bahamas. El número de muertos en el archipiélago ha ascendido a siete, según el primer ministro del país, Hubert Minnis. «Tenemos siete personas muertas confirmadas, pero esperamos más muertos (...) Estamos atravesando uno de los momentos más terribles de la historia de nuestro país, hemos visto la magnitud de la devastación y sabemos que se va a requerir una cooperación enorma para reconstruir las localidades afectadas», manifestó. Los equipos de rescate se encontraban ayer con muchas dificultades para acceder a zonas con residentes atrapados por la subida de las aguas por el impacto del huracán en las infraestructuras.

Es probable que Dorian haya dejado inutilizada buena parte de la industria hotelera de esta región de Bahamas. El turismo supone el 60% de la economía del país, aunque en el Norte es donde menos infraestructura hotelera hay, con solo el 15% de las camas.

Tras su paso por este archipiélago, el huracán se acercaba poco a poco hacia EE.UU., en las inmediaciones de la parte central de la costa Este de Florida. El rumbo que tome Dorian es todavía una incógnita, por lo que un amplio margen de la costa, desde Florida a Carolina del Norte, está en alerta. A pesar de la caída de intensidad a categoría 2, los meteorólogos comprobaron cómo Dorian había crecido en tamaño y no se esperaba que perdiera fortaleza hasta la noche de hoy.