La «brecha» se ha reducido en 4,5 puntos desde 2012, según Eurostat
La «brecha» se ha reducido en 4,5 puntos desde 2012, según Eurostat - ABC

Huelga feminista del 8 de Marzo¿Cómo se mide la brecha salarial?

España utiliza la estadística europea y la que elabora el INE, pero sus resultados son dispares, con ocho puntos de diferencia

MADRIDActualizado:

La unidad de medida es clave para conocer cuál es la brecha salarial, la que será una de las protagonistas en la « huelga feminista del 8 de marzo». En España se utilizan dos fuentes, la estadística europea y el INE, cuyos resultados son bien distintos, con diferencias de ocho puntos entre ambas. Según los datos que elabora Eurostat, el salario medio bruto por hora que perciben las mujeres es de media un 14,9% más bajo que el que perciben los hombres, lo que supone 4,5 puntos menos que en 2012. Este el dato es el que le sirve a Europa para comparar las diferencias salariales en España con el resto de nuestros vecinos y el que también utiliza el Gobierno.

¿Qué dicen sus detractores? Aseguran que esta estadística no tiene en cuenta a empresas de menos de diez trabajadores. Estos críticos, entre los que se incluyen los sindicatos mayoritarios, son más partidarios de medir estas desigualdades de sueldos con los salarios anuales brutos, que en España ofrece la Encuesta de Estructura Salarial que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La brecha actual se desconoce

Según esta fuente, en 2015, el último año que mide la estadística europea y la última también publicada por el INE, los hombres cobraron 25.992,76 euros anuales frente a los 20.051,30 que perciben las mujeres. Esto se traduce en que las mujeres cobran un 22,86% menos que los hombres. Por tanto, hay ocho puntos de distancia entre una fuente y otra.

Lo que se desprende de resultados tan dispares es que la brecha real se desconoce con exactitud. Primero porque la estadística de ambas fuentes lleva más de dos años de retraso y porque ambas dejan fuera del cómputo de su análisis conceptos como las gratificaciones extraordinarias, entre ellas las comisiones o beneficios, aunque estas formen parte de las retribuciones. Por tanto, solo podemos analizar una parte de la brecha salarial.