Un hospital de Mánchester dejó morir a un hombre con síndrome de Down al no darle comida en 10 días

Pese a que se achacó su fallecimiento a una neumonía, los familiares lucharon por que se abriera una investigación

Actualizado:

Giuseppe «Joe» Ulleri, un hombre de 61 años con síndrome de Down, murió en marzo de 2016 en el hospital de Mánchester Royal Infirmary. Sin embargo, lo que el personal sanitario achacó a una neumonía no convenció a sus familiares, que lucharon para que se abriera una investigación que esclareciera las causas. Ahora, tres años después, se ha sabido que el hombre murió porque en el hospital no le daban de comer lo suficiente, informa «The Mirror».

Los familiares de Ulleri denunciaron el cuidado que se había dado a este hombre en el hospital, al que acudió tras sufrir una caída en la residencia para personas con discapacidad en la que vivía. Pese a que le dieron el alta, al regresar al centro el personal de cuidado creyó que podría tener algo más, como una fractura de cadera, por lo que lo llevaron de nuevo al hospital y fue ingresado al encontrarle varias fracturas.

Los sanitarios dijeron que necesitaba ser operado, pero al tener un problema de reflujo no le podían dar nada de comida sólida, sino que se alimentaba a través de gotero. Sin embargo, los familiares del hombre con síndrome de Down dijeron que, durante las tres semanas que estuvo ingresado en el hospital, a Ulleri no le dieron la cantidad suficiente de comida, y fue esto lo que le provocó la neumonía.

Tras la apertura del caso, la investigación concluyó que como el hombre no podía ingerir nada sólido se recurrió a la alimentación por gotero, por lo que estuvo más de diez días sin recibir la cantidad necesaria que su organismo requería, lo que le llevó a la muerte.