El deplorable estado en el que se encontraba el animal abandonado
El deplorable estado en el que se encontraba el animal abandonado - Guardia Civi

La Guardia Civil rescata a un Rottweiler atado y sin agua a punto de morir en Murcia

Los agentes lo encontraron al perro deshidratado, con numerosas heridas y en estado de inconsciencia debido a un fuerte golpe de calor

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Gracias a la colaboración ciudadana, la Guardia Civil de la Región de Murcia ha rescatado un Rottweiler que estaba abandonado en un domicilio de Santomera sin agua ni alimento, con graves heridas e inconsciente debido a la ola de calor que ha atravesado la comunidad en estas últimas semanas.

A través del visionado de varias fotografías recientes del animal, los agentes comprobaron las lamentables condiciones de salubridad, así como las múltiples heridas que presentaba en el cuerpo. Según las fuentes del Instituto Armado, la propietaria del perro carecía de licencia para la tenencia de animales de raza potencialmente peligrosa y está siendo investigada como presunta autora de delito de maltrato animal doméstico.

De acuerdo con la Guardia Civil en colaboración con una asociación de animales, el perro se encontraba en el patio de la vivienda con un estado de salud «deplorable» por lo que fue trasladado para su atención veterinaria urgente. El diagnóstico confirmó que, además, padecía una enfermedad infecciosa de la que no estaba siendo tratado.

Las lamentables condiciones de salubridad y las múltiples heridas que presentaba el perro
Las lamentables condiciones de salubridad y las múltiples heridas que presentaba el perro - Guardia Civil

Aparentemente, debido a las altas temperaturas y a la escasez de agua, el Rottweiler había sufrido un fuerte golpe de calor que, de no haber sido localizado y atendido de inmediato, podría haber muerto.

Los autores de este tipo de hechos pueden incurrir en la autoría de delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos por maltrato o abandono animal, tipificado en el vigente Código Penal y castigado con penas de tres meses y un año de prisión, e inhabilitación especial de tres años para el ejercicio de la profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales, así como su tenencia.