EFE

Greta Thunberg responde a las críticas: «Ser diferente es un superpoder»

La activista sueca ha hablado sobre el diagnóstico de su síndrome de Asperger después de ser criticada por ser «diferente»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Greta Thunberg ha querido hablar después de las crísticas que ha recibido relacionadas con el síndrome de Asperger que padece. «Me hace diferente, pero lo considero un superpoder», ha sentenciado.

La joven activista sueca decía en Twitter que antes de empezar con la campaña sobre el cambio climático, no tenía «energía, amigos y no hablaba con nadie». Se limitaba a sentarse en casa sola y tenía un trastorno alimenticio. Cuenta que antes estaba escondida en «en el espectro del autismo» porque sabía que muchas personas «lo veían como una enfermedad o algo negativo». Aunque anteriormente su trastorno le limitó en ciertos aspectos, en la actualidad lo considera «un superpoder», según informa CNN.

Síndrome de Asperger

El síndrome de Asperger lleva el nombre del pediatra austríaco, Hans Asperger, quien, en la década de 1940, describió algunas de sus características: dificultades en la interacción social y la comunicación no verbal, incluidas las dificultades para leer el lenguaje corporal. En 2013, Asperger se incorporó al diagnóstico más amplio de trastorno del espectro autista.

Tony Attwood, psicólogo británico que destaca por su trabajo en el síndrome de Asperger, dice que las personas diagnosticadas son «generalmente reconocidas por ser directas, decir lo que piensan, ser honestas y tener un fuerte sentido de la justicia social».

Thunberg fue diagnosticado hace cuatro años y ha reconocido que su pasión y dedicación a la crisis climática se debe, en parte, a ver el mundo de una manera diferente. En julio respondió al columnista de Andrew News Corp, Andrew Bolt, por escribir una columna profundamente ofensiva que se burlaba de su diagnóstico. Criticaba su viaje a través del Atlántico en un yate con energía solar porque aseguraba que la joven «se negaba a volar y calentar el planeta con los gases de un avión". Además, se refiría a la salud mental considerando que estabada «profundamente perturbada».

Thunberg contestaba que estaba «profundamente perturbada» por las «campañas de odio y conspiración» dirigidas por negadores climáticos como Bolt.