Gran Bretaña secuenciará el genoma de pacientes con cáncer y enfermedades raras

El Gobierno pretende construir una base de datos de ADN para personalizar los tratamientos y favorecer el desarrollo de fármacos más eficaces

londres Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Hasta 100.000 británicos con cáncer y enfermedades raras tendrán sus códigos genéticos totalmente secuenciados como parte de los planes del gobierno para construir una base de datos de ADN que favorezca el descubrimiento y desarrollo de fármacos.

El primer ministro británico David Cameron aseguró este lunes que quiere empujar a Gran Bretaña a los límites de la investigación científica conviritiéndose en el primer país que introduce la secuenciación genética en un servicio público de salud. Su gobierno ha destinado 100 millones de libras para el proyecto que se llevará a cabo durante los próximos tres a cinco años.

«Gran Bretñana ha liderado con frecuencia los avances científicos, desde la primera tomografía computerizada, el primer bebé probeta y la decodificación del ADN», dijo en un comunicado. «Es crucial que continuemos ampliando las fronteras y este nuevo plan significará que seremos el primer país del mundo en usar códigos de ADN en los servicios de salud», añadió.

El Gobierno aseguró que la construcción de una base de datos de perfiles de ADN dará a los doctores una mejor comprensión de la genética de los pacientes, sus enfermedades y los tratamientos que necesitan. Esto debería ayudar a los que están enfermos a tener acceso a los fármacos más adecuados y un cuidado más personalizado más rápidamente.

La base de datos también debería ayudar a los científicos a desarrollar nuevos fármacos y otros tratamientos que los expertos predicen «podrían reducir significativamente el número de muertes prematurs por cancer», aseguró el gabinete de Cameron en un comunicado.

Algunos críticos con el proyecto, conocido como «UK genoma plan», han alertado sobre cómo se usará y compartirá esa base de datos con terceros, incluidas las organizacione comerciales como las compañías farmacéuticas.

La oficina de Cameron remarcó que la secuencia del genoma será voluntaria y que se garantiza el anonimato de los datos antes de almacenarlos.