Barcelona ayer
Barcelona ayer - Efe

La gota fría gana fuerza este miércoles en Baleares y la Comunidad Valenciana

La zona norte y nordeste de Mallorca está en riesgo extremo por lluvias

DANA: la gota fría sigue haciendo mella en la mitad de España

Actualizado:

La gota fría que desde el lunes afecta al noreste peninsular, se centra desde última hora del martes en Baleares y la Comunidad Valenciana, donde permanecerá estacionaria dos días más.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que DANA se concentre este miércoles en la Comunidad Valenciana y Baleares. Por eso, Alicante, Valencia, Castellón, Menorca, Mallorca, Ibiza y Formentera registrarán lluvias fuertes que podrán acumular máximo 100 litros por metro cuadrado. La misma situación tendrá Tarragona en el litoral y prelitoral sur. Además, Albacete y Murcia también estarán en riesgo por precipitaciones que dejarán alrededor de 15 litros por metro cuadrado.

El archipiélago balear se encuentra este miércoles bajo aviso naranja -riesgo importante- por acumulaciones que podrían superar los cien litros por metro cuadrado en doce horas y por rachas de viento de hasta 60 kilómetros por hora. En la zona norte y nordeste de Mallorca, así como en la sierra de la Tramontana, el aviso es rojo (riesgo extremo).

También Cataluña está bajo aviso naranja por fenómenos costeros, con olas de entre tres y cuatro metros, lluvias acumuladas de hasta 20 litros por metro cuadrado y vientos de hasta 60 kilómetros por hora en el Ampurdán.

Almería, Huesca, Cuenca y Guadalaja estarán en riesgo por fuertes vientos que podrán llegar hasta los 90 km/h. En cambio, Barcelona y Gerona seguirán con precipitaciones pero más débiles que las de este martes y estarán en aviso por fuertes vientos costeros que podrán registrar olas de hasta cuatro metros.

Pese a que Protección Civil de la Generalitat ha desactivado la alerta del Plan Especial de Emergencias por Inundaciones en Cataluña INUNCAT, el Gobierno autonómico ha decidido aplazar a la noche del miércoles el acto institucional de la Diada, programado inicialmente para ayer, ante la previsión de que las fuertes lluvias que se registran en Barcelona se extiendan hasta última hora del día.