Vista del estado de las calles en la localidad madrileña de Arganda del Rey - Efe

Gota FríaLas fuertes lluvias se desplazan hoy hacia Levante tras causar estragos en el centro peninsular

Hay 14 provincias en alerta por las precipitaciones

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En pocos minutos, una tromba de agua y granizo convirtió ayer las calles de Arganda del Rey (Madrid) en un río que se llevó por delante todo lo que encontró a su paso. La anunciada Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA), conocida como gota fría, causó estragos en el sureste de Madrid, pero también en Ávila, Segovia y Toledo. Hoy continúa su paso hacia el este peninsular y Baleares, donde amenaza con descargar más de 40 litros por metro cuadrado en una hora.

El diluvio comenzó en Arganda del Rey sobre las 18.15 horas, alcanzando su máxima intensidad sobre las 18.30 horas, según los vecinos. Coches arrastrados por la corriente, garajes y viviendas inundados, escaparates de comercios rotos, árboles caídos y hasta estaciones de Metro y carreteras cerradas. Ese fue, a grandes rasgos, el voraz balance que las fuertes lluvias dejaron.

De hecho, sobre las 19.00 horas la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) elevaba la alerta de amarilla a naranja por fuertes precipitaciones en el sureste de Madrid. «Se están produciendo tormentas intensas y con granizo en áreas de la meseta norte y centro peninsular, por lo que hemos elevado a nivel naranja (riesgo importante)», avisaba.

Fuentes oficiales del Ayuntamiento de Arganda del Rey informaron a ABC de que en apenas 20 minutos las calles de Juan de la Cierva y Real, entre otras vías históricas, quedaron totalmente devastadas. Conocida antaño como «la arrollá», la zona anegada ayer es la salida natural del agua de todo el municipio. Pero no fue la única. En Valdemoro, Móstoles y San Martín de la Vega la intensa lluvia también dejó inundaciones que, en algunas zonas, superaron el medio metro. La capital sufrió enormes destrozos y se contaron por cientos las llamadas de petición de ayuda y emergencias.

Provincias en alerta

En su barrido por la península, las lluvias intensas también afectaron a Segovia y Toledo. En Borox, que iniciaba la celebración de sus fiestas patronales, el agua se llevó por delante atracciones y casetas de los feriantes, vehículos y sillas y mesas de bares. En Las Navas del Marqués (Ávila) el agua anegó fincas, viviendas y garajes.

La alerta por la DANA se desplaza hoy hacia el Mediterráneo, donde es muy probable que se intensifiquen los chubascos y tormentas. En total son 14 provincias las que están en aviso amarillo y naranja por precipitaciones intensas o por tormentas que podrían llegar a dejar a 30 mm/h. Las provincias que podrían sufrir las peores descargas son Valencia, Alicante y Baleares, así como Murcia.

A partir del mediodía de mañana miércoles la DANA se alejará hacia el norte de Italia a la vez que entrará en la península y Baleares una dorsal atlántica, dando lugar así a una situación de estabilidad que pondrá fin a este episodio de inestabilidad adversa.