La compañía tiene mejor posicionados los anuncios de pseudoterapias que los de asociaciones contra el alzhéimer con información validada
La compañía tiene mejor posicionados los anuncios de pseudoterapias que los de asociaciones contra el alzhéimer con información validada - ABC

Google se aprovecha de los falsos suplementos para potenciar el cerebro

Críticas al gigante tecnológico por promover anuncios de remedios fallidos para luchar contra el alzhéimer como el aguacate orgánico

MADRIDActualizado:

¿Es ético que Google cobre por posicionar falsos remedios contra el alzhéimer? Los neurólogos piensan que no, porque significa lucrarse con las falsas esperanzas de muchas familias con tratamientos que no han sido validados. Pero no ha sido impedimento para el gigante tecnológico que ha posicionado los anuncios de suplementos para mejorar la capacidad cerebral y pastillas para luchar contra la demencia y la enfermedad de alzhéimer.

Los anuncios fueron aprobados por Google, pese a su propia política de mantener anuncios «seguros y apropiados para todos». Aparecían incluso en mejor posición que los contenidos de organizaciones y asociaciones contra el alzhéimer con mejor reputación, según ha denunciado el rotativo británico «The Times».

Las empresas que venden estos productos pagaron a Google entre 1 y 3 libras (1,17 y 3,51 euros) por cada clic que recibían. Si se piensa que solo en el Reino Unido 850.000 británicos tienen algún tipo de demencia, es fácil imaginar las ganancias de la compañía por posicionar bien este tipo de pseudoterapia.

Aguacate orgánico

Los anuncios obedecían a suplementos que mejoran la memoria con «ingredientes de alimentos clínicamente probados como el aguacate orgánico», rezaba su publicidad. Otro suplemento afirma promover la función cognitiva con una fórmula basada en «más de 10.000 estudios científicos», aunque si se mira en detalle la publicidad se asegura que se descarga cualquier tipo de responsabiilidad si no funciona porque «no están diseñados para tratar o prevenir ninguna enfermedad».

Para los neurólogos no hay duda. En un estudio publicado en la revista «Journal of American Medical Association» aseguran que «los suplementos dietéticos comercializados para la salud cerebral son una práctica de pseudomedicina», aunque la desesperación lleve a muchas familias a recurrir a ellos.

Enfermos vulnerables

Fiona Carragher, directora de políticas e investigación de la Sociedad británica de Alzhéimer, dijo: «Recibir un diagnóstico de demencia puede ser devastador, y es inaceptable que las empresas exploten a personas que se encuentran en una posición vulnerable al tratar de vender tratamientos no comprobados». Es increíblemente preocupante si las personas que buscan información sobre medicamentos para la demencia no están recibiendo el apoyo o el tratamiento adecuado. En la misma línea

Bart De Strooper, director del Instituto de Investigación de la Demencia del Reino Unido ha pedido a Google responsabilidad para los suplementos que promueve, según publica «The Times». Google asegura, por su parte, que tienen políticas muy estrictas contra las «curas milagrosas». «Cuando encontramos anuncios que violan nuestras políticas, los eliminamos».

Advertencia de la FDA

El mes pasado, la FDA, la Agencia de Medicamentos de Estados Unidos advirtió a 17 compañías por vender ilegalmente productos que pretendían prevenir o curar la enfermedad de Alzheimer.

La FDA cree que estos productos, a menudo vendidos como suplementos dietéticos, «se enfrentan a la verdadera ciencia» y solo ofrecen falsas esperanzas. Más allá de eso, sus ingredientes podrían «interactuar con, y potencialmente interferir con, medicamentos esenciales».