La ministra de Educación, Isabel Celaá
La ministra de Educación, Isabel Celaá - ABC

El Gobierno retrasa también el pago de las becas que criticó al PP

Inquietud entre los estudiantes ante la falta de presupuesto para el próximo curso

MadridActualizado:

El retraso del pago de las becas de este curso escolar 2018-2019 para Bachillerato, Formación Profesional y universitarios continúa con los mismos problemas que ya se produjeron en años anteriores, cuando gobernaba el Partido Popular. Los socialistas no han podido solucionar una situación, que fue objeto de sus ácidas críticas contra los ministros de Educación José Ignacio Wert e Íñigo Méndez de Vigo. Aunque antes de llegar a la Moncloa se comprometieron a modificar el sistema de becas, éstos cambios no se han concretado en nada. Y a día de hoy aún no se han pagado todas, según denuncia el presidente de la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (Canae), Carles López.

El pistoletazo de salida para comenzar la tramitación de las becas se inicia en el mes de junio o julio con la aprobación, por parte del Gobierno, del Real Decreto de becas. El proceso de entrega de datos y aceptación de solicitudes se extiende entre agosto y octubre. Una vez que Hacienda libera el dinero, las transferencias se realizan en el primer trimestre del año siguiente, en este caso, en 2019.

Una de las causas que puede justificar este retraso es la económica, según la versión de Carles López. El montante total de las becas tiene dos partes: una cuantía fija, que se abona desde el primer momento; y otra variable, «que depende del dinero restante que quede al pagar la fija».

Promesas incumplidas

Los socialistas criticaron este sistema diseñado por el Gobierno popular, y se comprometieron a cambiarlo. Sin embargo, hasta la fecha no se ha avanzado en esta dirección. El presidente de Canae afirma que el Partido Popular sí que tuvo intención de iniciar los cambios en la anterior legislatura, pero vino la moción de censura y todo quedó paralizado.

Por su parte, la ministra de Educación, Isabel Celaá, convocó en diciembre de 2018 el Observatorio de Becas, Ayudas al Estudio y Rendimiento Académico, un órgano que no se reunía desde 2011. En esta reunión participó también el titular de Ciencia y Universidades, Pedro Duque. Ambos ministros ya habían manifestado en julio de 2018 su voluntad de reformar el sistema de becas y ayudas al estudio para «asegurar la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación, independientemente de las circunstancias económicas y personales de cada estudiante».

Las críticas de los socialistas a los retrasos que también se producían con el Gobierno del PP llegaron en febrero de 2018 desde la Junta de Andalucía, entonces gobernada por Susana Díaz. El vicepresidente del Ejecutivo andaluz, Manuel Jiménez Barrios, afirmó que «es imposible que desde el 28 de diciembre el ministro de Educación no haya tenido tiempo de firmar este documento».

Real Decreto sin aprobar

La preocupación de los estudiantes también se extiende a la falta de presupuesto y las consecuencias que tendrá en las becas. La disolución de las Cortes por el rechazo a las cuentas de Pedro Sánchez dejó en el aire la posibilidad de un aumento. Como pronto, no habrá nuevo Gobierno hasta final de mayo y no se sabe cuándo elaborarán los nuevos presupuestos y si serán aprobados.

Por otra parte, junto al retraso en el pago de las becas de este curso escolar, otra amenaza acecha el futuro de estas ayudas para los estudiantes con bajos recursos: la incertidumbre sobre la fecha de aprobación del Real Decreto de las becas para el curso escolar 2019-2020.

Con un Gobierno en campaña electoral que, a partir del 28 de abril, estará en funciones, los estudiantes temen que esta norma se retrase demasiado y las becas del siguiente curso escolar tarden aún más en abonarse que este. «Tenemos una gran incógnita sobre lo que va a pasar», señalan.