Los cigarrillos electrónicos están detrás de una extraña epidemia de neumonías entre jóvenes vapeadores
Los cigarrillos electrónicos están detrás de una extraña epidemia de neumonías entre jóvenes vapeadores

El Gobierno de Estados Unidos prohibirá la venta de cigarrillos electrónicos de sabores

La Casa Blanca anuncia medidas para evitar la utilización de estos dispositivos entre los menores de edad

WASHINGTONActualizado:

La Casa Blanca anunció este miércoles que prohibirá la venta de cigarrillos electrónicos con sabores dulces y afrutados en un intento de prevenir el creciente consumo de nicotina entre los menores de edad y en el contexto de una crisis de salud que suma ya seis muertes por una misteriosa epidemia de pulmonía. Fue el presidente de Estados Unidos en persona quien anunció ayer que en las próximas semanas dictará una serie de duras restricciones para poner orden en el mercado del ‘vapeo’.

«No podemos permitir que las personas sigan enfermando. Y no podemos permitir que nuestros hijos se vean tan afectados», dijo el presidente en una conversación con la prensa en el Despacho Oval. «Hay gente muriendo por ‘vapear’, y eso nos tiene que hacer reaccionar».

En unas semanas, la Administración de Alimentos y Medicamentos, una agencia del gobierno federal de EE.UU., aprobará las nuevas directrices con las que prohibirá la venta de líquidos con sabores que no sean tabaco. Empresas como Juul Labs comercializan sabores como menta, vainilla o fresa, que según las autoridades van destinados a captar consumidores más jóvenes.

Según anunció ayer el propio presidente, la primera dama, Melania Trump, se implicará en la aprobación de un nuevo marco regulatorio. «Ella tiene un hijo y por lo tanto se ve muy afectada por este caso», dijo el presidente. «Queremos que los padres sean mucho más estrictos en lo que respecta a estos casos», añadió.

450 casos de neumonía

De momento, seis personas han muerto tras un misterioso y alarmante incremento de un extraño tipo de pulmonía, conocida como lipoidea, en los estados de Kansas, California, Illinois, Indiana, Minnesota y Oregón. El hecho de que los casos no tengan contacto entre sí, y que los productos inhalados sean diferentes está complicando la investigación de las autoridades sanitarias, que no han encontrado aún una causa común. La sospecha es que los líquidos consumidos en los cigarrillos electrónicos pueden haber sido adulterados. En total son 450 los casos de pulmonía detectados en 33 estados.

El gobierno tiene la capacidad legal de restringir la venta de líquidos con nicotina desde 2016. Según especificó ayer el secretario de Sanidad norteamericano, Alex Azar, «el objetivo es retirar del mercado esos productos de sabores que resultan más atractivos para los consumidores, al menos hasta que obtengan un permiso previo de la Administración de Alimentos y Medicamentos, si es que lo consiguen».

De momento, el Gobierno permitirá la venta de líquidos con sabor a tabaco, que suelen publicitarse como alternativas para superar el consumo de cigarrillos tradicionales. En 2009 el Capitolio aprobó una ley por la cual prohíbe la venta de cigarrillos de sabores artificiales con la excepción de los mentolados.

Pocos gobiernos estatales o municipales han restringido la venta de estos productos, a pesar de que las autoridades mantienen que 3,6 millones de menores de edad en EE.UU. los consumen habitualmente. Sólo el estado de Michigan y la ciudad de San Francisco han puesto restricciones a su venta.