El Gobierno aprueba el anteproyecto de ley para eliminar los recortes educativos de Rajoy y los sindicatos los tildan de «plagio»

La ley elimina el aumento de alumnos por aula y el incremento de la jornada de los docentes. Además, los profesores sustitutos podrán ser nombrados desde el momento de la baja del titular, sin que el centro tenga que esperar 10 días

MADRIDActualizado:

El Gobierno ha dado luz verde durante la reunión del Consejo de Ministros de este viernes al anteproyecto de ley para revertir el Real Decreto Ley 14/2012 impulsado por el Ejecutivo de Rajoy.

A través de este decreto se pusieron en marcha varias medidas para disminuir el gasto público. Ahora, el Gobierno de Pedro Sánchez quiere derogar, entre otros, el artículo 3 del decreto, que aumenta la parte lectiva de la jornada docente hasta un mínimo de 25 horas en educación infantil y 20 en secundaria. Una vez derogado, será cada comunidad autónoma la que determine el número de horas a reducir.

«Cada administración podrá adoptar la decisión que considere más adecuada, ya que no es una medida obligatoria. Si las comunidades no lo pueden asumir, esta norma les permite tomar sus propias decisiones puesto que no impone, facilita», aseguró Celaá el pasado 4 de septiembre en la Comisión de Educación y Formación Profesional del Congreso.

Aparte del artículo 3, el Gobierno derogará el 2, que permite elevar hasta en un 20% las ratios máximas de alumnos por aula. Los presupuestos de 2016, 2017 y 2018 establecen una tasa de reposición del 100%, «lo cual permite mantener menores ratios de alumnos por aula», aseguró en verano Celaá.

«Nadie sostiene que ratios elevadas ayuden a la mejora de la calidad del sistema educativo», indicaba la ministra. El mantenimiento de esta medida «tendría un alto impacto en la garantía de los estándares de calidad de la enseñanza, que se ven afectados con la elevación del número de alumnos por aula», recoge el anteproyecto.

Por último, la nueva norma deroga el artículo 4, que da un plazo de diez días para nombrar a funcionarios interinos que sustituyan a profesores titulares, siendo el periodo previo atendido con los recursos del propio centro docente.

Las medidas, anunció la ministra, entrarán en vigor en el curso 2019/2020. Tras la aprobación de este anteproyecto, el documento volverá al Consejo de Ministros para ser aprobado como proyecto de ley. Posteriormente, se remitirá al Congreso de los Diputados, donde iniciará su tramitación parlamentaria.

«Derogación absoluta y desde ya»

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), hja mostrado su rotundo rechazo al anteproyecto, que consideran «un plagio tramposo con el que el Gobierno socialista incumple su promesa de derogar de manera íntegra el decreto de recortes educativos. Además, llega a la mesa del Gobierno sin haberse negociado con los sindicatos, representantes legítimos de los trabajadores para negociar las condiciones laborales», criticaron en un comunicado.

El sindicato pide «la derogación absoluta y desde ya» del decreto, «establecer una horquilla para homologar las horas lectivas en toda España» ya que dejarlo en manos de las comunidades abre la puerta «a diferencias entre compañeros de las distintas administraciones y lo que es más grave, en la calidad de la educación que reciben nuestros alumnos».

Por otro lado, respecto a las ratios de alumnos, «esta cuestión ya había sido derogada de facto a través del acuerdo sindical que eleva al cien por cien la tasa de reposición».

«El anteproyecto además no es inmediato y no entrará en vigor, como mínimo hasta el próximo curso, dado que depende del futuro trámite parlamentario. Por tanto no se pondrán en marcha soluciones inmediatas a problemas tan graves como el déficit en las plantillas, el exceso de alumnos por aula, la falta de atención individualizada, el exceso de burocracia en los centros o la obligación de los centros de ofertar dos bachilleratos