El Gobierno acota las zonas donde podrán instalarse parques eólicos marinos

A. ACOSTA | MADRID
Actualizado:

Los molinos de viento están cada vez más cerca de hacerse a la mar. Los ministerios de Medio Ambiente y de Industria han aprobado el Estudio Estratégico Ambiental del litoral español, que determina las zonas del dominio público marítimo-terrestre que, a efectos ambientales, reúnen las condiciones o no para la instalación de parques eólicos marinos.

Por tanto, este «mapa del litoral» constituye un mecanismo preventivo de protección del medio ambiente frente a un futuro despliegue de parques eólicos marinos. Ahora, las solicitudes de reserva de zona de los promotores sólo podrán realizarse dentro de las zonas declaradas aptas.

Esto es muy importante, pues hay proyectos eólicos marinos sobre la mesa desde hace tiempo y muchos de ellos pueden ahora quedar dentro de zonas no aptas. Fuentes del Ministerio de Industria no pudieron confirmar a este periódico si algunas de las zonas para las que ya hay proyectos presentados, como el delta del Ebro o puntos de la costa de Castellón, están consideradas como zonas de exclusión.

A falta de su publicación en unos días, según Industria, este trámite despeja el camino para la instalación de parques eólicos en el mar, aunque el proceso que ahora espera a las promotores es largo, pues aunque una zona sea apta es necesario hacer un estudio de impacto ambiental. Después habrá un procedimiento de concurrencia, que resolverá un comité de valoración, para luego abrir un periodo máximo de dos años para que el promotor haga los estudios necesarios y a partir de ahí solicitar la autorización administrativa. Por tanto, no se espera que empiecen a funcionar antes de 2012.