ARUP

El futuro de la educación: cómo preparar a los alumnos para el trabajo de mañana

El estudio «Future of Schools» identifica los retos que tienen las escuelas por delante para ayudar a los alumnos.

MADRIDActualizado:

Proporcionar a los estudiantes las habilidades necesarias para prosperar en un entorno laboral en plena transformación es un desafío continuo para las escuelas. Es necesario enseñar a los alumnos lidiar con esta creciente complejidad.

El estudio «Future of Schools», fruto de la colaboración entre « Arup Foresight, Research and Innovation», y expertos en educación identifica los retos que tienen las escuelas por delante para ayudar a los alumnos.

1. Los trabajadores del futuro: En el futuro las personas trabajarán cada vez más con gente de diferentes campos y procedencias. Esto requiere una mayor comprensión de sí mismo y de la comunidad, comenzando con la forma en que los estudiantes colaboran en un entorno escolar.

2. Los estudiantes y los espacios de aprendizaje deben ser respetuosos con el medio ambiente: Los estudiantes deben tener en cuenta el impacto de las acciones colectivas e individuales en los entornos locales y globales. Los enfoques sostenibles deben ser modelados, desde las instalaciones hasta los planes de lecciones.

3. La tecnología permite nuevas oportunidades de aprendizaje en casa y escuela: Los servicios en línea crean nuevas vías para aprender que ofrecen oportunidades para reclamar un valioso tiempo de clase para aprendizaje interactivo. Integrado en la escuela y en casa, la tecnología proporciona herramientas para permitir el éxito de los estudiantes.

4. Los futuros modelos educativos: Los planes de estudio de aprendizaje abierto proporcionan a los estudiantes con la oportunidad de conectar la escuela y su mundo real. Estos nuevos modelos de aprendizaje promueven un comportamiento proactivo más allá de la escolarización.

5. Las escuelas se convertirán en espacios abiertos a la comunidad: Involucrar a la comunidad en el sistema educativo fortalece las redes de apoyo y construye sistemas urbanos resilientes. Los niños ven mejores resultados cuando las comunidades están involucrados en el proceso educativo.

6. Los espacios necesitan ser modulares y adaptables: El entorno es otro factor más a la hora de educar. Las escuelas deben proporcionar espacios de aprendizaje íntimo, autodirigido y espacios colaborativos.