Pablo VI, durante su viaje a Bogotá, en 1968
Pablo VI, durante su viaje a Bogotá, en 1968 - ARCHIVO ABC

Francisco en Bogotá, la primera ciudad de Iberoamérica que pisó un Papa

Su viaje a Colombia remarca el peso que tiene el continente en su pontificado

Actualizado:

El Papa Francisco ha llegado a Bogotá, la primera ciudad de Iberoamérica que pisó un Sumo Pontífice, Pablo VI, en 1968. Después de ese viaje, hacía más de treinta años de la última vez que un Papa, Juan Pablo II, volvió a Colombia, en 1986. Las tres visitas ocurren en marcados momentos políticos del país.

La capital colombiana fue la primera y única ciudad de América Latina que visitó Pablo VI, «el Papa peregrino», en su viaje apostólico de 1968. Entonces el país estaba en plena agitación por el nacimiento de la teología de la liberación y los grupos insurgentes emergentes.

[Visita el especial de ABC «Papas por el mundo», con todos los datos, mapas, gráficos y fotos de los viajes de Pablo VI a Francisco.]

La segunda y hasta ahora última visita a Colombia fue de Juan Pablo II, en 1986. Entonces, la teología de la liberación estaba en retroceso, por presión del propio pontífice, pero las guerrillas se habían afianzado y el narcotráfico ejercía un fuerte efecto desestabilizador en el país. Juan Pablo II paró en Medellín y Cartagena, además de Cali y otras ocho localidades en apenas cinco días. Era habitual que el «Papa viajero» visitara varios municipios por día. Benedicto XVI no viajó a Colombia durante su pontificado.

Francisco ha iniciado este miércoles un viaje de seis días con parada, además de Bogotá, en las localidades de Villavicencio, Medellín y Cartagena de Indias. Las tres ciudades tienen un marcado significado: Villavicencio, víctima de la violencia de las guerrillas; Medellín, azotada del narcotráfico; y Cartagena de Indias, marcada por las desigualdades sociales. El viaje apostólico ocurre en pleno proceso de reconciliación tras el desarme de la guerrilla de las FARC y el alto el fuego del ELN.

Colombia es el octavo país americano que visita Francisco, después de Brasil, Ecuador, Bolivia, Paraguay, Cuba, Estados Unidos y México. Solo le supera Juan Pablo II, que pasó por 28 diferentes del continente. Aunque ningún Papa ha dado tanto peso a América en su apostolado. De los 81 días que Francisco ha viajado fuera del Vaticano y de Italia, 35 han sido en América, casi la mitad. En el caso del Papa polaco, dedicó la cuarta parte de sus días de viaje a este continente. Benedicto XVI y Pablo VI apenas superaron el diez por ciento el porcentaje de días que pasaron en América sobre el total de sus días de viaje apostólico.