Dos socialistas, el presidente canario, Ángel Víctor Torres, y el ministro de Agricultura, Luis Planas, en una de las numerosas ruedas de prensa que han ofrecido en las últimas 72 horas - EFE / Vídeo: Los habitantes de Gran Canaria agradecen la ayuda y la solidaridad en la lucha contra el fuego

La foto de Casado en los fuegos de Gran Canaria que el presidente del Gobierno en funciones ha rehuido

Solo los ministros de Agricultura y Defensa han recorrido el terreno quemado en la isla y han animado a las tareas de extinción, mientras Pedro Sánchez ha seguido telefónicamente la evolución de los grandes fuegos forestales

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Parte de Gran Canaria se ha evaporado. Yace calcinada. Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones, no ha tomado un Falcon para desplazarse a la isla, asolada desde hace diez días por grandes fuegos forestales. El último, originado por razones totalmente causales y naturales (acumulación de biomasa en el monte, sin limpieza, lleno de maleza, y meteorología adversa), ha sido el más voraz y ha carbonizado 12.000 hectáreas, además de algunas casas y fincas particulares, como ayer mismo confirmó el presidente socialista de Canarias, Ángel Víctor Torres.

Mientras famosos (Cristina Pedroche, Iker Casillas, Alejandro Sanz y Malú, entre otros muchos) se deshacen en carantoñas y mensajes de ánimo hacia la isla, los políticos también se han esforzado en enviar muestras de afecto. Cada uno a su manera. Algunos, como Pablo Casado, líder del PP, han decidido aterrizar en la isla para hacerse una foto que muchas veces solo arroja críticas. Antaño Alberto Núñez Feijóo,hoy presidente de la Xunta de Galicia, fue duramente criticado por hacerse la «foto de la manguera» como líder de la oposición, en plena oleada de fuegos en 2006 en su autonomía, con un atuendo impropio para la ocasión, unos náuticos y con vaqueros.

Pablo Casado no ha rehuido la foto. Hoy volverá a interrumpir sus vacaciones (como lo hizo para la investidura de su compañera en la Comunidad de Madrid, la presidenta de la autonomía, Isabel Díaz Ayuso) para viajar a Gran Canaria con motivo del incendio que está arrasando parte de la isla y dar su apoyo a los servicios de extinción. Y solidarizarse con los damnificados, muchos de ellos, 10.000 vecinos, fueron evacuados de sus casas y hasta ayer algunos no pudieron regresar.

Casado visitará la zona afectada por el incendio junto a los alcaldes y cargos públicos del PP para expresarles su solidaridad. Ayer, Casado avanzó en su cuenta personal de Twitter: «Estaré en Gran Canaria para apoyar a los más de 9.000 vecinos que han tenido que dejar sus casas por el fuego».

Su intención pasa además, añade en su mensaje, por «conocer de primera mano la situación y agradecer a quienes dan lo mejor en los peores momentos: los servicios de emergencia, seguridad y extinción de incendios».

Margarita Robles, titular de Defensa, primero en los incendios forestales de Ávila y, posteriormente, en Gran Canaria EFE
Margarita Robles, titular de Defensa, primero en los incendios forestales de Ávila y, posteriormente, en Gran Canaria EFE

Un gran dispositivo del Gobierno

Por parte del Gobierno central, solo dos ministros han estado en la isla devastada. Luis Planas, titular de Agricultura, Ganadería y Pesca, lleva 72 horas en la isla recorriendo casi palmo a palmo el terreno quemado, coparticipando en las labores del puesto de mando y ofreciendo numerosas ruedas de prensa para informar a la ciudadanía del estado de los fuegos. Según avanzó el pasado lunes, el Estado ha estado presente en todo momento con la activación de uno de los mayores dispositivos de medios técnicos y humanos contra un incendio que se recuerdan en la historia de España. También, aseveró en varias ocasiones, ha informado puntualmente al presidente del Gobierno en funciones de la evolución de los incendios. Sánchez sigue de vacaciones en Doñana.

Ayer, Margarita Robles, responsable de la cartera de Defensa, acudió a la isla para mostrar su apoyo a los medios de lucha y del Ejército del Aire desplegados en la isla. Cuatro hidroaviones participan activamente en la extinción de este fuego, que desde ayer martes está en fase de contención. Casi un millar de personas (470 durante la peor noche, la madrugada del lunes al martes) se han dejado la piel en el combate de los incendios de Gran Canaria, los peores en el archipiélago canario desde 2007. Tras sobrevolar la superficie afectada, Robles aseguró en la tarde de ayer martes que la isla «está ampliamente devastada».