Francesc Gascó en la Spartan Race
Francesc Gascó en la Spartan Race - Motorpress Rodale/ Francesc Gascó

La fórmula de Francesc Gascó para pasar de «cuerpo escombro» a superhéroe

En su primer libro, este doctor en Paleontología ofrece las claves para conseguir una mejora física con esfuerzo, pero sin perder la motivación

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Todos podemos optar a ser nuestra mejor versión». Este es el lema de Francesc Gascó ( @pakozoic), 32 años, un ex «fofo», «no fofisano», en sus palabras, «porque de sano no tenía nada», que presume ahora de cuerpo 10. Nunca fue un amante de los deportes y tampoco cuidaba su alimentación. Sedentario, centrado en sus estudios (es doctor en Paleontología), lector de cómics, apasionado de los dinosaurios, y consumidor de comida rápida. «El típico chaval friki», como él mismo de denomina, con una sempiterna excusa: «No tengo por qué cuidarme porque no vivo de mi imagen». Con esta filosofía de vida llegó a pesar 110 kilos. Un toque de atención de su médico tras una lesión le animó a intentar bajar de peso. Consiguió perder 10 kilos, pero el cambio importante llegó en 2012.

Como tantos otros españoles, se propuso ir al gimnasio y comer de forma saludable, y en su caso tuvo la suficiente voluntad como para que el propósito no se quedara en eso. ¿Su fórmula? Primero, pensar en una mejora realista. «Las imágenes de las portadas de revista están bien como inspiración, pero no como meta, porque tu realidad es diferente. Nadie te paga por estar en forma y salir en los medios», explica a ABC.

Buscar una actividad física que te apasione es otro de los consejos para mantener la motivación. «Hay que probar distintos tipos de entrenamientos para encontrar el que sea más eficaz, teniendo en cuenta el poco tiempo que tenemos», recomienda. En su caso, se ha dejado seducir por el Crossfit. Lo practica, como mínimo, tres veces por semana porque le gusta mucho. Y ha conseguido llevar una dieta variada y equilibrada, pero sin renunciar a tomarse unas cañas con los amigos los viernes o salir a cenar. «Cuanto más agradable hagas este tipo de vida saludable más fácil será que eche raíces y se convierta en tu estilo de vida», asegura Gascó. Hace cinco comidas al día y le da un gran protagonismo a las frutas y verduras, «que no faltan como guarnición y como postre». También a las proteínas de la carne, el pescado y los lácteos. Evita los fritos, prefiere cocinar a la plancha y con aceite de oliva, y ha eliminado los azúcares refinados de su alimentación.

Así fue la evolución de Francesc
Así fue la evolución de Francesc - Motorpress Rodale/ Francesc Gascó

Aunque su plan de entrenamiento, al que este lector de cómics denominó «Operación Thor», en homenaje al superhéroe, nació con un objetivo de mejora puramente estética: «dejar de tener cuerpo escombro», se fue dando cuenta de que los beneficios también revertían en su salud física y mental. «He mejorado como persona en todos los aspectos», asegura. Y esa fue otra de sus motivaciones para continuar.

A la izquierda, en 2007, cuando no se cuidaba nada. A la derecha, en 2015
A la izquierda, en 2007, cuando no se cuidaba nada. A la derecha, en 2015 - Motorpress Rodale/ Francesc Gascó

En 2013, se animó a participar en el concurso de nuevas caras de la revista Men's Health, donde quedó entre los 15 semifinalistas. Una experiencia que le ha llevado, tres años después, a publicar su primer libro «No hay excusas. Entrénate con Francesc Gascó y cambia tu cuerpo». Pero es ambicioso. Le gustaría dedicarse a la divulgación científica y compaginarlo con el entrenamiento para seguir creciendo como atleta. ¿Su próximo reto? Participar en la Spartan Race de Madrid, una dura carrera de obstáculos, en la que hay que atravesar trincheras de barro, trepar muros o saltar barreras de fuego. «Mi meta es pulirme. No soy atleta profesional, pero quiero que mi técnica sea buena», señala.

Le preguntamos qué puede hacer alguien que pasa muchas horas sentado frente al ordenador para activarse. «Se puede empezar con tres series de diez repeticiones de sentadillas y flexiones», aconseja. Habrá que intentarlo. Por algo se empieza.